Sistema Galileo VS GPS: ¿Qué son?, Diferencias, ventajas y más

Si alguna vez ha surgido la pregunta de cómo funciona el GPS que se utiliza en muchos smartphones se descubrirá que hay una gran cantidad de proyectos, programas y entidades detrás de este sistema de posicionamiento, aquí se describirán los sistemas GPS Galileo y otros dos existentes gracias a potencias mundiales que los desarrollaron.

sistemas gps galileo glonass y beidou

Sistemas de navegación y posicionamiento satelital

A modo de resumen, existen una serie de sistemas de navegación que fueron desarrollados por las grandes potencias mundiales, estos estados juntos trabajaron en estos sistemas y ofrecen sus servicios a numerosas compañías en todo el territorio mundial. GLONASS fue desarrollado por la Unión Soviética y es la Federación Rusa la que lo administra, Galileo fue desarrollado por la Unión Europea y es administrado por la Comisión Europea.

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS) fue desarrollado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y es administrado por la Fuerza Espacial de los Estados Unidos, BeiDou es un sistema que aún tiene un carácter experimental puesto que la República Popular China busca desarrollar la cuarta generación de este sistema.

La combinación de estos sistemas brindaría a los usuarios una precisión del más alto nivel (sabiendo que cada sistema busca superar a sus alternos) que favorecería muchísimas áreas, no solo las comunicaciones de los usuarios en todo el planeta. Sin embargo, se debe recordar que son sistemas que siguen los intereses de un grupo de estados específicos, aunque sus servicios son prestados para todas las naciones del mundo.

Muchos problemas sobre la fiabilidad de los datos obtenidos se reducen y dejan de ser una preocupación para los usuarios, al mismo tiempo que se toma en cuenta los problemas de vulnerabilidad que puede tener la señal, Galileo al respecto utiliza EGNOS para informar al momento el fallo de un satélite, advirtiendo así a los usuarios mientras se soluciona el problema.

gps galileo y egnos para potenciar la precisión de la ubicación

Las aplicaciones de estos sistemas funcionan para una gran cantidad de tareas y facilitan una infinidad de situaciones, por ejemplo la navegación terrestre, marítima y área de automóviles, aviones y diversos medios de transporte utilizan los sistemas de navegación para mostrar una ubicación satelital y para trazar rutas. Al mismo tiempo la movilidad peatonal se ve facilitada de la misma forma, una persona podría conocer su ubicación en el mapa de su ciudad y cómo llegar a determinado lugar.

Los sistemas de navegación también se aplicación en la topografía, que es la ciencia encargada de estudiar la representación gráfica de la superficie terrestre del planeta, de modo que los proyectos de aplicaciones que quisieran brindar un mapa con estas especificaciones podrían hacerlo gracias a la información de los sistemas de navegación. Esto va de la mano con la geodesia que permite hacer divisiones geográficas del planeta para una mejor vista de su superficie.

Hablando de un área de trabajo y comercial la agricultura de precisión se ve potenciada enormemente por sistemas como GPS Galileo y GLONASS. También se utiliza para actividades deportivas, por ejemplo el geoaching y Gymkhana GPS donde se buscan “tesoros” escondidos utilizando un GPS.

A medida que avanza la tecnología más dispositivos integran un sistema GPS para diferentes tareas, por ejemplo, los smartwhatches o relojes inteligentes que utilizan la tecnología GPS así como los llamados dispositivos wearables (relojes, sensores vestibles, cascos de realidad virtual o seguidores de actividad), los últimos suelen servir gracias a la combinación con un smatphone, donde básicamente se lee y gestiona la información porque tienen más aplicaciones para hacerlo.

gps galileo en relojes inteligentes

En cuanto al área de seguridad, por un lado estos sistemas funcionan para trabajar en las actividades de salvamiento y de rescate de personas que no habrían podido ser ubicadas de otra forma, por otro lado, se podrían ubicar aquellas personas que estuvieran enfermos, que tuvieran lesiones o alguna discapacidad y necesitaran ayuda. No solo personas pueden ser ubicadas sino vehículos y cualquier otro objeto que incluyera un GPS que utilizara estos sistemas.

Sin contar con las actividades militares, como la guía de misiles y/o proyectiles en un conflicto armado, el sistema GPS galileo y GLONASS detectan con facilidad una detonación nuclear, sabiendo que la posición de una persona puede encontrarse y verse a solo metros de distancia. En este sentido la navegación terrestre, aérea y marítima de las diferentes unidades de las fuerzas armadas de las naciones tuvo un giro importante cuando se comenzaron a implementar estos sistemas de navegación.

Luego de ver un poco qué es un GPS y para qué sirve se explicará un poco sobre el sistema GPS americano y el sistema Galileo europeo  comprender mucho más sobre ambos, tomando en cuenta que esta entrada se hace énfasis en ellos dos. Este enfoque no desprestigia el sistema ruso y chino que tienen la misma o más potencia, sino que hace una delimitación útil para no hacer de esta una entrada demasiado extensa.

Aun así, sí se hace una reducida mención sobre estos dos últimos sistemas de navegación por satélite y en la sección de diferencias entre los sistemas también se comparan un poco estos dos. Igualmente, seguro que una comparación de los cuatro sistemas más detallada será presentada más adelante en este blog.

diferencias entre gps galileo

Hay que tomar en cuenta que por cada sistema hay una cantidad de entidades en muchos estados dedicadas a tareas, programas y proyectos específicos que trabajan constantemente y desarrollan nuevas mejoras para optimizar aún más los sistemas de navegación, de modo que no puede decirse que son sistemas estáticos, la evolución de la tecnología los mantiene al ritmo de las mejoras, cada sistema con el paso de los años superará o no a los otros sistemas de navegación existentes.

Galileo

Galileo es el nombre que recibe el sistema que fue lanzado en diciembre de 2016 para la Unión Europea, es un sistema de navegación por satélite o lo que se llamaría “sistema de radionavegación y posicionamiento por satélite”. Este es un sistema ideado en contraposición con el GPS que fue diseñado en Estados Unidos y el sistema de navegación diseñado por la Unión Soviética llamado GLONASS.

Este sistema fue creado como alternativa a los dos sistemas mencionados anteriormente, por lo que es un contrincante en el mercado con la misma importancia que le permitió posicionarse al lado de esos dos. Su creación comenzó por el descontento que mostraron ciertos estados con la utilización de los otros dos sistemas existentes, alegando que había un nivel de inseguridad que no podía ser tolerado, puesto que en una situación de guerra la Unión Europea tendría acceso limitado a estos sistemas.

Esto ya se ha visto en numerosas áreas, no es nada nueva la limitación de algún servicio prestado de forma internacional cuando entre países hay un conflicto importante, lo relevante de esa situación era que para la Unión Europea la actividad militar estaría limitada así como la operatividad de los civiles dentro de sus territorios.

Sin embargo, esto no fue lo único que llevó a los especialistas en el área a diseñar un nuevo sistema, también las preocupaciones enfocadas en un futuro a corto, mediano y largo plazo se basaban en la precisión que tienen estos sistemas para identificar y ubicar ciertas cosas, por solo mencionar dos aspectos básicos. De modo que era necesario desarrollar un nuevo sistema que estuviera ideado y administrado únicamente por entidades de la Unión Europea y respondiera siempre a sus intereses.

Este proyecto de desarrollo comenzó con la especificación de ciertas fases para llegar al final exitoso de la creación del sistema, se iniciaría en el año 2000 con la definición del sistema y se finalizaría esta primera fase en los años 2003. Luego desde el 2004 hasta el 2008 se trabajaría en el desarrollo y validación en órbita.

Durante esta segunda fase se inició el sistema de aumentación EGNOS, el cual se diseñó para complementar al GPS y al GLONASS y para corregir la posición y señales de los sistemas de navegación satelital europeos, americanos y rusos. Esa fase no se completó en 2008 como se estimaba, sino que terminó entre 2011 y 2012, aunque fue en 2013 cuando se fijaron las posiciones de los cuatro satélites para el Sistema de posicionamiento Galileo.

Desde el año 2088 hasta el 2010 se estimaba que se desarrollara la fase tres: Despliegue y desde el 2010 hasta el 2015 comenzaría la fase de Explotación comercial. Finalmente, la fase “Capacidad de operación final” se completaría en el año 2020, donde se agregarían 26 satélites al sistema para tener en total 30 en operaciones con diferentes ubicaciones.

El retraso de las operaciones comenzó con un problema de un ordenador de uno de los satélites de prueba, por lo que se retrasaron las fechas y para diciembre de 2016 se anunció que este sistema ya había iniciado sus operaciones, de modo que los satélites puestos en órbita funcionaban correctamente y enviaban datos de posicionamiento y navegación a los usuarios del mundo entero, no solo de los habitantes de los estados de la Unión Europea.

Esto fue posible por la implementación del sistema a diversos equipos móviles, varias empresas se dedicaron a diseñar smatphones preparados para este nuevo sistema de navegación. Estos serían aquellos equipos desarrollados desde el año 2017, los cuales podrían tener acceso a la información de posicionamiento con mucha precisión, se podría conocer una ubicación en tiempo real a un metro de forma gratuita y se conocería la posición a un centímetro pagando por el sistema.

GPS

Estas siglas responden a: Global Positioning System, que se traduce como Sistema de posicionamiento global, el cual fue desarrollado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América. Este sistema se encarga de mostrar una visualización de cualquier punto, persona u objeto que se encuentre en la tierra sin importar la ubicación. Con la intención de mostrar la mayor cantidad de precisión de esa ubicación, la cual hasta ahora se muestra a unos metros de distancia de la posición real.

Pero ¿Cómo es posible esto? ¿Cómo funciona el GPS? Permitiendo que el receptor de la señal del satélite GPS, o de varios de ellos, se localizaran con al menos cuatro de los que actualmente se encuentran en órbita, al “conectarse” ellos envían la señal que muestra la información de la posición tridimensional, es decir, la identificación del lugar, los datos de la constelación y la hora.

Esta conexión podría llamarse sincronización en realidad, puesto que el reloj del equipo que recibirá la información se sincronizaría con el del sistema GPS para calcular la ubicación con mayor exactitud.

En cuanto a la evolución de este sistema, desde la década de los 60 Estados Unidos tenía un sistema de navegación que se encontraba en funcionamiento, este se llamaba OMEGA y se mantiene como el primer sistema de navegación (por radio) de todo el mundo. Al aplicar la tecnología de este sistema a los de las flotas de su armada se comenzaron nuevos experimentos, los cuales produjeron el sistema TRANSIT en 1964, el cual es el primer sistema de navegación (por satélite) completamente funcional.

Después de ese último se trabajó en los relojes atómicos para crear una nueva constelación de satélites y otros proyectos, para 1973 comenzó a funcionar el programa de tecnología de navegación que después tendría el nombre de NAVSTAR GPS, el cual posteriormente se llamaría Sistema de Posicionamiento Global GPS después de una serie de proyectos y eventos importante como el lanzamiento de los once satélites de este sistema.

El sistema de posicionamiento global de Estados Unidos tiene un carácter mayormente militar, por lo que las funciones que se basan en la navegación terrestre, aérea y marítima, la seguridad de la nación y de los usuarios, entre otras cosas, son uno de los principales objetivos. Por lo que se permiten cierto margen de error para ciertos receptores no autorizados, así como Galileo ofrece una ubicación a metros de distancia de forma gratuita y una ubicación a centímetros de forma paga.

El GPS americano hizo tendencia desde hace años integrar la tecnología GPS a los teléfonos inteligentes, por lo que fabricantes de todo el mundo lo incluyeron en sus dispositivos al punto de que hoy en día en algo normal que tenga esa función integrada completamente gratis.

Por supuesto, es necesario tener programas para llevar a cabo funciones específicas de ubicación que generalmente los tienen los gobiernos de cada nación, sin embargo, aplicaciones de ubicación han sido creadas para ofrecer a los usuarios LBS, es decir, Servicios Basados en Localización.

Un ejemplo de eso es Google Maps de Google LLC, que ofrece a las personas que la descarguen en dispositivos Android o desde ordenadores, mapas que muestran la ubicación de muchos lugares, permite ubicar en tiempo real el dispositivo para saber cómo llegar a determinado sitio lo que sería Crear ruta en Google Maps y como esas otras aplicaciones que utilizan los sistemas GPS para el servicio de localización en América, Europa, Asia, Rusia y otras naciones de los continentes respectivamente.

GLONASS y BeiDou

Las siglas GLONASS responden al título: Global’naya Navigatsionnaya Sputnikovaya Sistema que identifica al sistema global de navegación por satélite desarrollado por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, como se mencionó anteriormente este sistema se mantiene bajo la gestión de la Federación Rusia. Actualmente cuenta con 31 satélites en órbita de los cuales 24 están activos y operativos, el resto se encuentran en mantenimiento, en pruebas o son repuestos.

Este sistema inició sus operaciones en enero del año 1996, inicialmente tenían en órbita solo ocho satélites, para 2004 ya se habían lanzado otros tres y en total todos se encontraban en completo funcionamiento. Cuando el año 2007 estaba culminando ya Rusia contaba 19 satélites completamente operativos, de los cuales 18 eran los que el territorio ruso requería para que el servicio de posicionamiento funcionara correctamente.

El resto de los satélites funcionan para ampliar el rango de alcance del servicio y brindarlo a otras naciones de todo el mundo, completando así los 24 que se encuentran actualmente en órbita. Sobre los satélites también se puede mencionar que GLONASS supera al GPS de Estados Unidos en la velocidad con la que estos se mueven alrededor de la tierra, por lo tanto parece superarlo en precisión.

Por su parte, BeiDou es el sistema de navegación por satélite más reciente, aun no tiene una cobertura mundial, abarca el territorio chino y algunas regiones que se encuentran cerca, además de eso el sistema se encuentra mejorando su tercera generación. Este pertenece a la República Popular China, su funcionamiento comenzó en diciembre del año 2011 con solo 10 satélites inicialmente. Actualmente tiene 30 satélites en órbita y busca alcanzar un total de 35 para ofrecer un servicio de ubicación a milímetros.

Este sistema ya se encuentra integrado a un poco más del 70% de los equipos del mercado de telefonía móvil, muchos de los smartphone que han sido fabricados en China y que hoy tienen una gran popularidad contienen este servicio GPS, a medida que se van extendiendo por el mundo el sistema va aumentando su popularidad.

Esto para alcanzar a sus sistemas alternativos en cuando a la cantidad de equipos receptores que abarca. Las entidades que trabajan en el proyecto BeiDou realmente tienen planes de superar enormemente a GPS Galileo y GLONASS y ser el más avanzado de los sistemas de navegación y posicionamiento satelital.

Diferencias entre GPS Galileo

En cuanto a las diferencias entre los sistemas, en primer lugar, los satélites de Galileo están posicionados un poco más inclinados a los polos del planeta a diferencia de los del sistema GPS. Esta inclinación les permite a los satélites europeos tener más exactitud en cuanto a la ubicación en las zonas cercanas a estos polos, una precisión que no tienen los satélites del sistema GPS de Estados Unidos. Esta es una diferencia en la que Galileo supera no solo al GPS americano sino al sistema de Rusia.

Otra diferencia se enfoca también en la precisión de uno y otro, el GPS de Estados Unidos no cuenta con tantos satélites que el sistema Galileo, por lo que hay una notable diferencia de posicionamiento, mientras Galileo busca brindar datos a centímetros de una ubicación el GPS de Estados Unidos mantiene su margen de error a varios metros de la ubicación real.

En tercer lugar, el carácter de un sistema y otro: Galileo tiene una orientación civil, es decir, se enfoca en que la señal de su sistema pueda ser usada de diversas formas enfocadas en la sociedad, la comunicación, la seguridad, los usos médicos, los avances tecnológicos, la investigación, etc. GPS se enfoca principalmente en el uso de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Igualmente ambos sistemas tienen aplicaciones áreas civiles o militares, pero se interesan en una de ellas con más énfasis.

Galileo al ser un sistema más moderno se diferencia con el GPS en que sus aplicaciones abarcan muchas más alternativas, por ejemplo, la integración del sistema de GPS Galileo abarca también equipos que logran la Domótica en casa, un área en la que el GPS americano tardo más en abarcar y lo hace solo porque cada fabricante desea integrar ese servicio a sus equipos.

En este sentido este punto diferencial se enfoca más que todo en los avances tecnológicos que permiten que un sistema u otro transmita su señal a más equipos receptores con una tecnología superior, por ejemplo, los avances que se han visto en lo que se denomina “el internet de las cosas”. Mientras que GPS puede localizar un objeto como un avión, Galileo puede ubicar un altavoz o en un futuro un SmarTV.

Otro punto importante es sobre la seguridad y el rescate, Galileo ha demostrado ser realmente útil en operaciones de rescate que lo han utilizado en territorio de la Unión Europea, mientras que los demás sistemas tienen problemas para ubicar en un radio más específico a una persona que esté extraviada, igualmente el sistema ruso y el americano no superan en cuestión de tiempo de ubicación al sistema europeo.

Finalmente, hay una notable diferencia en el mercado que abarca el sistema GPS de Estados Unidos y el que abarca Galileo, esto va de la mano con el tiempo que tienen de explotación comercial, pero en este punto el sistema americano supera con creces al sistema de la Unión Europea. El GPS de Estados Unidos se diferencia de Galileo en que es mucho más popular y abarca más dispositivos en el mercado.

(Visited 42 times, 1 visits today)

Deja un comentario