Impresora LED: ¿Cómo funciona?, Tipos y más

Una impresora LED puede ser una buena opción de compra si se desea tener una impresión de alta calidad. Hay ciertas diferencias entre una impresora LED y los otros tipos de impresoras que existen, estas se explicarán en esta entrada, también el funcionamiento de las impresoras LED y aspectos a tomar en cuenta a la hora de comprar una.

qué es una impresora LED

Impresoras LED

Las impresoras LED como su nombre lo indica utilizan tecnología LED para hacer la impresión de una imagen, primeramente, hablemos de esta tecnología. Las bombillas LED comenzaron a ser fabricadas en 1962 con las Lámparas LED, tienen diferentes colores para ahorrar energía, mantenerse más tiempo encendidas, no perjudicar la naturaleza y ser un poco más económicas.

¿Qué significa LED? estas son las siglas de Light Emitting Diode palabras que al ser traducidas al español significan Diodo emisor de luz, un diodo es una fuente de luz que la genera gracias a la electroluminiscencia. Funcionan como semiconductores, que convierten la energía eléctrica en luz, la cual puede ser de varios colores dependiendo de lo ancho que sea la banda prohibida del semiconductor.

Utilizar esta tecnología resulta más beneficioso porque las bombillas no se rompen como otro tipo de sistemas mecánicos, sino que se degradan con el tiempo y el uso, de modo que su vida útil es supera muchísimo a la de una lámpara incandescente e incluso triplica la vida útil de una lámpara de bajo consumo, es por esto que las bombillas LED resultan una inversión ventajosa y económica.

La tecnología LED además de ser más económica que otras, resulta ser bastante amigable con el medio ambiente porque dura mucho más, de modo que no se generan desechos con sus materiales en tantas cantidades como otras lámparas. Además de eso la contaminación lumínica que producen es muy poca, así como la energía que consumen.

Esta tecnología brinda resultados de impresión de muy buen calidad, en blanco y negro y también en color, además de eso la rapidez de su proceso permite que la impresión salga con más velocidad que en una impresora de otro tipo, esto porque no hay tantas piezas móviles en el procedimiento.

Funcionamiento

Para comenzar a imprimir una impresora de este tipo necesita tener la imagen que se desea imprimir en su sistema, por supuesto, esta se envía desde el ordenador a la impresora y los controladores de esta última (que están también almacenados en el ordenador) le dan a la imagen el formato codificado que la impresora necesita para poder realizar todo su proceso.

Ya cuando la imagen es enviada de esta forma el procesador de la impresora la convierte para que ahora sean los diodos LEDs los que puedan manejar la imagen e imprimirla en una superficie. Esta sería la conversión de esa imagen en cuestión a un formato lineal, de modo de los bombillos puedan imprimirlo como si estuvieran escribiendo línea por línea en una página. Estas líneas a su vez se componen de puntos hasta que puedan abarcar toda la página y el tamaño que se desea de la impresión.

En este sentido, las impresoras LEDs convierten las imágenes en líneas y estas a su vez se convierten en puntos para que así se pueda plasmar en lo que sería el tambor de la máquina, este tambor tiene una carga eléctrica negativa que se pierde cada vez que un bombillo LED parpadea para crear cada punto de las líneas de la imagen en la superficie del tambor, esto sería la transferencia de la imagen que pasó del ordenador al tambor de la impresora.

cómo funciona una impresora LED

Luego de esto ya el tambor se encuentra cargado no de energía negativa sino de los puntos que han hecho los bombillos LED, ahora la parte de la impresora que tiene una carga negativa es el tóner, el cual se adhiere a esos puntos para así crear todo un patrón que es igual a los puntos que enviaron los bombillos LEDs principalmente. Ese patrón sería la imagen, porque cuando los puntos salen del tambor y se adhieren en la hoja, luego el tóner se “funde” sobre el papel y se puede ver la imagen plasmada en esa nueva superficie.

El tóner también es conocido como consumible puesto que es una especie de cilindro con tinta en polvo que al calentarse y hacer presión en el papel plasma la imagen que viene del tambor de la impresora, son consumibles porque en cierto punto ese polvo se agota y es preciso reemplazarlo por otro tóner, el cual puede ser negro, amarillo, cian o magenta que son los colores más utilizados para crear las combinaciones de otros colores.

Del tóner dependerá el rendimiento de la impresora, así como la duración de la impresión y por supuesto, influye en la calidad de la impresión. Es por esto que se recomienda adquirir tóneres de reemplazo que sean de la misma marca de la impresora, puesto que son diseñados precisamente para ese tipo de sistemas y esa marca, así que trabajarán correctamente al ser instalados.

Tipos

Dentro de la clasificación de impresoras LEDs encontramos una diversidad de modelos y de marcas, pero hay dos tipos con los que se pueden dividir. El primero de ellos es el de las impresoras de LED, que serían esos equipos básicos que permiten hacer impresiones tanto en blanco y negro como a color, algunas marcas que fabrican este tipo de impresoras LED son Xerox, Brother, Focus y Oki, por solo mencionar tres.

tipos de impresora LED

El segundo tipo de impresoras LED es el que abarca las multifuncionales de LED, estos son equipos que no solo se centran en una impresión (a color o en blanco y negro), sino que también permiten escanear documentos, hacer fotocopias, programar la impresión, doblar las hojas, engrapar, entre otras cosas. Las diferentes funciones que tenga dependerán de lo que el fabricante decida agregar.

Por supuesto, su función principal es la impresión y las marcas fabricantes se enfocan en que sea una impresión de la más alta calidad. Las mismas marcas que fueron mencionadas anteriormente elaboran multifuncionales además de impresoras LED comunes.

Ventajas

Se pueden encontrar múltiples ventajas de estas impresoras frente a otras impresoras que serán evaluadas más adelante, entre ellas está:

  • Las dimensiones de una impresora LED son mucho más reducidas que las de otras impresoras, porque no requiere demasiadas partes para realizar la impresión, de modo que este tipo de impresoras son más pequeñas que las de láser, por ejemplo. Esto las hace más prácticas, fáciles de trasladar y no ocupan tanto espacio en una oficina o en el espacio en el que se coloquen.

Claramente en su tamaño puede influir si es multifuncional o no, puesto que requerirá más componentes y exigirá más espacio, si funcionará como un escáner será necesario ubicarla en un lugar donde la tapa superior pueda abrirse sin problemas. En cualquier caso, estas impresoras son ideales para colocarlas en establecimientos o habitaciones reducidas.

ventajas de una impresora LED

  • Una impresora LED es una apuesta ganada por la calidad de la imagen, la resolución que tienen supera notablemente a la que tienen otras impresoras, brindando imágenes con mucha más nitidez y claridad que la que se podría obtener de una impresora de inyección.
  • La velocidad con la que trabajan estas impresoras es un punto a favor que será bastante beneficioso si se tiene en una oficina e incluso en casa. Por supuesto, el tiempo que se tomará en esto depende de la cantidad de trabajo que se envíe a la impresora, pero una impresora LED con seguridad tendrá un breve tiempo de impresión.
  • La mayoría de las impresoras LED de la actualidad vienen con puertos para conexión a red, de modo que con un Cable Ethernet se puede hacer una conexión a la red local. Otras impresoras permiten hacer una conexión inalámbrica con la que se pueden conectar varias impresoras o diversas computadoras pueden conectarse a la impresora, aunque esté en un sitio alejado.

Las que tienen conexión inalámbrica son ideales para las empresas grandes o las oficinas con varios ordenadores en uso, puesto que no es necesario tener una conexión cableada que atraviese toda la oficina para que se pueda enviar un archivo a imprimir. Es una opción que además de ser más rápida reduce mucho más el espacio que abarcan estos equipos.

  • Como se ha indicado, estas impresoras son muy amigables con el medio ambiente, puesto que no generan ozono con su funcionamiento, ni ionizan el aire, esto influye en la velocidad con la que imprimen y por supuesto, influye positivamente en el entorno. Aunado a eso, estos equipos tienen mucha más vida útil, su tóner dura más que el de otras impresoras porque su tambor no atrae tanto polvo.
  • La memoria que tengan dependerá de su fabricante, pero a medida que pasa el tiempo estas impresoras vienen con más capacidad de memoria para podar gestionar sin problemas la cola de impresión, esta es la que se forma cuando se envía un archivo de muchas páginas o cuando varios ordenadores envían varios archivos para imprimir.

A la hora de adquirir una impresora de cualquier tipo un punto que hay que analizar es el de la capacidad de memoria que tenga, puesto que permite que se envíen varios archivos a la vez y evita que se tenga que esperar a que termine de imprimir un archivo para enviar otro.

impresora LED multifuncional

Otras impresoras

Existen varios tipos de impresoras con un sistema diferente, al describirlas se podrán encontrar diferencias entre una y otra y así determinar cuál es mejor.

Impresoras de inyección 

Estas son las impresoras que tienen más popularidad en el mercado, han sido vendidas mucho más que las anteriores mencionadas porque no son tan costosas como una impresora LED o una láser, pero igual tienen una buena calidad de impresión y buena apariencia. También son conocidas como impresoras chorro de tinta, puesto que sus boquillas generan gotas de tinta que caen en el papel.

El funcionamiento de una Impresora chorro de tinta se basa en un cabezal de impresión que tiene orificios desde los que salen determinadas gotas de tinta (que tienen un tamaño microscópico), estas se depositan en el papel mientras este gira sobre el rodillo de la impresora y el cabezal se va moviendo de izquierda a derecha para cubrir toda la página. Esto lo hace línea por línea, algo similar a una impresora LED.

La principal desventaja de estas impresoras se relaciona con los cartuchos de tinta, los cuales además de ser costosos deben ser reemplazados con frecuencia si la impresora tiene una gran cantidad de trabajo. Estas impresoras son mucho más lentas que las impresoras con láser.

Impresoras matriciales

Estas impresoras son conocidas también como impresoras de impacto, el funcionamiento de estas impresoras se basa en nueve o 24 pines que golpean una cinta de tinta y luego se pegan en el papel para marcar la impresión, esto se hace gracias a una carga electromagnética.

Dos desventajas considerables de este tipo de impresoras es que no son muy económicas sino todo lo contrario, además de eso su velocidad de impresión no es tan rápida como las mencionadas anteriormente. Es por esto que su popularidad poco a poco a disminuido.

Impresoras Láser

Este tipo de impresoras también son conocidas como impresoras de páginas porque imprimen una página completa, a diferencia de las impresoras LED que imprimen línea por línea. Su funcionamiento es un poco similar al de un negativo de fotografía, puesto que también se manejan cargas que son eliminadas de aquellas zonas de la página que están en blanco.

Una impresora láser se diferencia de una impresora LED en que genera un poco más de ruido al trabajar, además su estructura es un poco más compleja que una LED, sin embargo, ellas emplean el mismo tipo de tóner. Una desventaja importante es que estas impresoras tienden a recalentarse, no tienen una buena calidad de impresión si son imágenes las que se plasmarán en el papel y son más costosas que una impresora de inyección.

Impresoras térmicas

Este tipo de impresoras tienen un cabezal de impresión, al igual que las impresoras matriciales, pero los pines de estos equipos primero aumentan su temperatura antes golpear una cinta especial que tienen tinta de cera (ideal para la temperatura de los pines), luego de eso se pegan en el papel y así se imprime la imagen. Estas son las impresoras que se conectan mayormente a los fax.

Aspectos a tomar en cuenta a la hora de comprar una impresora LED

Ya que se ha hecho una comparación con otras impresoras si la decisión de compra se enfoca en una impresora LED también hay que destacar ciertos aspectos a tener en cuenta, esto para que se pueda adquirir un equipo de buena calidad para aprovechar al máximo sus ventajas.

  • En primer lugar, hay que tomar en cuenta el tamaño que tenga. Como se indicó, una impresora LED normalmente es pequeña porque sus partes no abarcan demasiado espacio, sin embargo, en el mercado se pueden encontrar varios tamaños. Para este punto conviene pensar en el lugar donde se ubicará antes de comprarla, para tener una idea del tamaño ideal.
  • También hay que tomar en cuenta la resolución que tenga, por supuesto que la impresora LED brindará más calidad que otro tipo de impresoras como las que usan láser. Sin embargo, si se requiere una excelente calidad se deberán observar cuantos puntos por pulgada (DPI) tiene cada impresora.
  • Así mismo la velocidad de impresión se observará en sus especificaciones, normalmente lo indican así “PPM”, que significa páginas por minuto. Esto será importante si se estima que la impresora tendrá un trabajo constante o se conectará a varios ordenadores.
  • En ese mismo orden de ideas, si la intención es que varios ordenadores puedan enviarle archivos a la vez se recomienda buscar una impresora LED con conectividad inalámbrica o que tenga varios puertos para hacer una conexión por cable.

  • Se deberá observar la capacidad de memoria que tiene para asegurarse de que se puedan enviar varios archivos a la vez y que ella resista una buena cola de impresión.
  • Si se imprimirán archivos en diversos tamaños de hojas se recomienda ver qué tamaños puede admitir, algunas permiten imprimir en hojas tamaño carta y otras solo en doble carta, por lo que se deberá analizar este aspecto importante.
  • Dependiendo de la cantidad de trabajo que tendrá la impresora se deberá observar el ciclo de trabajo que esta tenga, esto indicará cuantas impresiones puede hacer al mes con una excelente calidad y sin afectar su rendimiento.
  • Finalmente, el precio será lo que se tomará en cuenta a la hora de comprar una impresora LED, hay una variedad de modelos de diferentes marcas que permiten ver todo un abanico de características, funciones y precios. Se recomienda observar las características de cada impresora para analizar si es posible adquirir otra que cuesta un poco menos, pero tiene las funciones que se necesita.

También hay que tomar en cuenta el precio de los tóners o consumibles, puesto que un consumible nuevo esto permitirá mantener la calidad y el rendimiento de la impresora por más tiempo.

De cualquier forma, lo primordial es analizar las necesidades de impresión que se tiene, es decir, la cantidad de trabajo que se estima que tendrá la impresora una vez que se adquiera. También influirá el tipo de archivos que se enviarán, si por ejemplo, se trabaja mucho más con texto, la resolución y calidad no sería un aspecto tan importante como si se trabajara con imágenes.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Deja un comentario