¿Cómo hacer una instalación eléctrica de una casa? paso a paso

Todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos experimentado una falla en algún circuito eléctrico de nuestro hogar y hemos tenido que llamar a un especialista para que venga a casa a solucionarlo. Entre otros motivos, porque nos parece que la instalación eléctrica de una casa es algo absolutamente difícil, sin embargo, en este artículo queremos mostrarte que puede ser muy sencillo, si se comprenden los principios que rigen su instalación.

instalacion-electrica-de-una-casa-1

La instalación eléctrica de una casa

Lo primero que debemos saber es que la instalación eléctrica de una casa, vivienda o edificación está conformada por dos partes:

  • Instalación de enlace: La red eléctrica de instalación de un edificio o bloque es llamada instalación de enlace y se denomina así a la ruta o camino que debe seguir el suministro de electricidad desde la red o panel de distribución pública de la compañía que proporciona el servicio eléctrico hasta la vivienda de aquel que contrata el servicio.
  • Instalación interior: La instalación interior o interna la comprenden los distintos diferentes circuitos independientes que se encuentran en la vivienda y que básicamente se presentan bajo la forma de puntos de luz y tomas de corriente o enchufes.

Las secciones de la instalación eléctrica de una casa

La instalación eléctrica de una casa está compuesta de los siguientes elementos:

  • Línea de acometida.
  • Caja general de protección.
  • Línea repartidora.
  • Centralización de contadores.
  • Derivaciones individuales.
  • Interruptor de control de Potencia Eléctrica.
  • Cuadro general de mando y protección.
  • Toma de tierra del edificio.

Divididas como han sido las partes de una instalación eléctrica de una casa, en esta sección del artículo le explicaremos, paso a paso, cada una de las partes que componen la instalación eléctrica edificio

¿Qué es la línea de acometida?

Se trata de la línea de alimentación o entrada, por lo tanto, es la línea que conecta la instalación eléctrica de una casa a la red pública de distribución de la electricidad de la compañía eléctrica con la caja general de protección del edificio.

instalacion-electrica-de-una-casa-2

Las líneas de acometida usualmente se hacen en forma aérea o subterránea, lo cual dependerá del modo en que esté construida la red de distribución pública a la cual se conectan. Esta línea de acometida es una propiedad de la compañía eléctrica, y debe estar compuesta por 3 cables conductores de fase y el cable del neutro, por lo que se la denomina línea trifásica.

Componentes de la caja general de protección

La caja general de protección de la instalación eléctrica de una casa es en donde se alojan los elementos de protección para posteriormente proceder a la conexión con una línea repartidora que distribuirá el suministro de energía a los distintos apartamentos que conformar el edificio.

En el interior de esta caja general de protección tiene que haber tres fusibles, cada uno de ellos destinado para alojar un conductor de fase de los que viene por la línea de acometida, y de esta forma estarán protegidos contra posibles cortocircuitos. La caja general de protección normalmente se localiza en la fachada, lugar de entrada u otros lugares comunes del edificio de fácil acceso ubicados en la planta baja.

También se debe conocer que el fusible se trata de un elemento de protección que es conectado al conductor de fase y está compuesto por un alambre metálico de un grosor o calibre determinado, que corre el riesgo de fundirse cuando circula a través de él una corriente de mayor  intensidad a su corriente nominal máxima.

instalacion-electrica-de-una-casa-3

¿Dónde se encuentra la línea repartidora?

La línea repartidora o línea general de alimentación es la que conecta la caja general de protección con el cuarto o lugar destinado a contener la central de los contadores que van a medir el gasto de electricidad por apartamento. Esta línea también Incluye los tres cables de fase, por lo que es trifásica, el cable de neutro y el cable de protección, siendo este último una toma a tierra.

La instalación centralizada de contadores

El contador en la instalación eléctrica de una casa es el artefacto que tiene la función de medir y registrar el gasto en el consumo de energía eléctrica del contratante del servicio eléctrico. Existe un contador por usuario o vivienda, pero en un edificio todos los contadores deben estar ubicados en un lugar común, trátese de un armario, un recinto o una habitación, que puede ser denominado centralización de contadores.

La centralización de contadores está conformada por las partes funcionales que vamos a definir a continuación:

  • Interruptor general de maniobra: se trata de un componente cuya finalidad es interrumpir el suministro general de corriente desde la caja central. Esta desconexión de corriente se efectúa desde la linea alimentadora que se conecta a espacio en el que están colocados los contadores.
  • Unidad de embarrado general y fusibles de seguridad: es un artefacto conformado por cuatro barras metálicas, cada una de ellas conectada a cada uno de los cuatro conductores que vienen en la línea alimentadora de electricidad, que son, como explicamos antes, las tres fases y el neutro. Luego el embarrado es otro dispositivo pero que se encarga de distribuir los cables eléctricos que van a ser conectados a cada contador, en los que se deben colocar también fusibles de seguridad.

instalacion-electrica-de-una-casa-4

Suministro monofásico

Una casa en la que viva el individuo que hace un contrato para el suministro de servicio eléctrico doméstico necesita que la alimentación de energía sea en modo monofásico, esto es, que la alimentación a una vivienda se hace con una sola fase y un cable neutro, pero ya hemos explicado que la la línea pública que se conecta desde la calle a la caja centralizadora es trifásica, porque son tres cables conductores y un neutro. Por esa razón, en el dispositivo de embarrado se efectúa la separación de líneas y se hace la conversión a monofásica para alimentar cada vivienda.

Luego, el suministro a los hogares se divide entre las 3 fases: cada hogar se conecta a una de las fases, de manera que las cargas por suministro de energía eléctrica de cada una de ellas queden lo más igualadas o equilibradas posible.

  • Unidad de medida: es la que contiene los contadores, a través de los cuales se puede controlar el consumo eléctrico de cada usuario, además de dispositivos de mando e interruptores horarios, si fuere el caso.
  • Derivaciones Individuales y embarrado de protección: los cables que llevan la energía eléctrica desde el contador hasta la casa a la que debe hará el suministro eléctrico son llamadas derivaciones individuales. Sin embargo, el dispositivo de embarrado de protección es un conjunto compuesto de barras metálicas que están conectadas a la tierra, y a él estarán conectados todos los cables de tierra que compongan las derivaciones individuales.

En el supuesto de que el suministro sea para la instalación eléctrica de una casa, es decir, que se trate de un solo usuario, como puede ser el caso de una vivienda unifamiliar, la caja general de protección y el equipo para medir el consumo eléctrico o contador, se colocan en un elemento común que se denomina caja de protección y medida, que contiene al contador y los fusibles de protección en un solo artefacto.

Si se trata de la creación de la red de suministro eléctrico para un solo usuario o vivienda unifamiliar, la línea repartidora, que enlazaba la caja general de protección y la centralización desaparecen por resultar innecesarias.

instalacion-electrica-de-una-casa-5

Construcción de las derivaciones individuales

Las derivaciones individuales están compuestas por los cables que vienen desde el contador de cada vivienda y conducen la energía eléctrica a un interruptor que controla la potencia, y que debe estar instalado en la parte interna de cada casa. Cada derivación individual está compuesta por una línea conductora de fase, un cable conductor neutro y otra línea de protección a tierra. Por esa razón, el suministro final de corriente a las casas se hace en modo monofásico.

Usos del interruptor de control de potencia

El interruptor de control de potencia, también llamado ICP o limitador, se trata de un interruptor que debe instalar la compañía eléctrica que suministra el servicio. Sirve para poder limitar el consumo de energía del usuario a la potencia o medida de carga que se ha contratado.

Es conectado a los conductores que salen de la derivación individual, de manera que si la potencia consumida por los aparatos eléctricos que se encuentran conectados en la vivienda es superior a la contratada, es interrumpido el suministro. El interruptor de control de potencia suele estar ubicado en el cuadro general de mando y protección, ya en el interior de la vivienda, en un compartimento que es independiente y se encuentra precintado para evitar que pueda ser manipulado.

¿Para qué sirve el cuadro general de mando y protección?

La alimentación monofásica de energía eléctrica a una casa se obtiene desde la derivación individual hacia el cuadro general de mando y protección, en la que se encuentra el punto de partida de la instalación eléctrica interna de la casa.

Es en el cuadro general de mando y protección desde donde parten los circuitos independientes que conforman la instalación interior de la vivienda, lo cual va a incluir las tomas para los baños, los puntos de luz, las tomas para la lavadora y secadora, toma para el lavavajillas, horno, las tomas de corriente genéricas, así como la Instalación Eléctrica de Cocina.

Dispositivos de seguridad y protección

Debe estar situado en la entrada de la vivienda, y contiene todos los dispositivos de seguridad y protección de la instalación interior de la vivienda:

  • Interruptor de Control de Potencia (ICP).
  • Interruptor General (IG).
  • Interruptor Diferencial (ID).
  • Pequeños Interruptores Automáticos (PIAs).

Interruptor General (IG)

Se trata de un interruptor magnetotérmico que tiene la función de proteger frente a las sobrecargas o cortocircuitos a la instalación interior de la vivienda en su totalidad. El interruptor general cortará o interrumpirá de manera automática la corriente cuando sea detectado un gran aumento en la intensidad de uso de la corriente circulante. El interruptor general también permite su activación de forma manual, en caso de reparaciones, ausencias prolongadas, y en cualquier otro supuesto que se requiera.

Interruptor diferencial (ID)

El interruptor diferencial se trata de un artefacto que tiene como función la protección de las personas contra probables contactos accidentales que pudieran pasar al manipular aparatos electrodomésticos metálicos que pudieran estar cargados con tensión eléctrica, lo cual puede pasar cuando exista un escape de corriente en la instalación.

Pequeños Interruptores Automáticos (PIAs)

Los pequeños interruptores automáticos son interruptores automáticos magnetotérmicos, que tienen como función es proteger cada uno de los circuitos independientes dentro de la instalación interior de una vivienda, frente posibles fallos en la instalación que se puedan presentar, como por ejemplo:

  • Sobrecargas: ocurren cuando se verifica un exceso de consumo eléctrico en una casa, lo que puede dar lugar a que la intensidad de corriente que circula por los cables sea más grande que la cantidad de corriente máxima que puede ser transportada por los cables conductores de cada circuito independiente.
  • Cortocircuitos: se trata de sobrecargas de corriente que pueden ser provocadas por el toque directo accidental entre el cable de la fase y el neutro, que usualmente se presentan por deterioro del material aislante de los cables o cuando han sido humedecidos.

Función de protección

Un interruptor magnetotérmico ofrece una doble protección:

  • Protección térmica: porque contienen una lámina bimetálica que se deformará cuando se presente una sobrecarga. La deformación de esta lámina actúa en el contacto del interruptor y desconectará el circuito.
  • Protección magnética: también contiene una bobina que, al ser atravesada por una corriente de cortocircuito, va a atraer una pieza metálica que va a producir la apertura de los contactos del interruptor, provocando la desconexión del circuito.

En el cuadro general de mando y protección hay que instalar un pequeño interruptor automático, utilizando para ello un circuito independiente de la casa, cuyo objetivo es proteger de forma individual al circuito separado que está conectado a él.

Instalación para la toma de tierra del edificio

La toma de tierra es una instalación conductora, para la cual usualmente se utiliza un cable de color verde amarillo, que corre en forma paralela a la instalación eléctrica de la edificación, y culmina con un  electrodo que debe ser enterrado en el suelo.

Es necesario que a ésta línea de tierra se conecten todos los aparatos eléctricos de que se encuentren enchufados a la instalación eléctrica de una casa o vivienda, así como los que estén instalados en el edificio. Su finalidad es llevar a tierra cualquier escape de corriente que haya ido a parar a cualquier sistema o aparato eléctrico, para que se puedan impedir graves accidentes eléctricos por correr el riesgo de ser electrocutados, cuando las personas manipulen los aparatos que puedan estar cargados.

Partes de la instalación interior de la vivienda

La instalación eléctrica interior de una casa está conformada por los distintos circuitos independientes presentes en el hogar, los cuales se conectan a los pequeños interruptores automáticos que están vinculados al cuadro general de mando y protección. Esa instalación está compuesta de las siguientes partes.

¿Qué son los circuitos independientes de la vivienda?

Los circuitos independientes de una vivienda son el conjunto de los circuitos eléctricos que forman la instalación eléctrica interior de la vivienda, y que suministrar electricidad a los diferentes receptores instalados, ya sean puntos de luz o tomas de corriente o enchufes.

En las viviendas lo más usual es que suele haber 5 circuitos independientes:

C1. Circuito destinado a suministrar electricidad a todos los puntos de luz de la vivienda.

C2. Circuito destinado a suministrar electricidad a las tomas de corriente de uso general y del frigorífico.

C3. Circuito destinado a suministrar electricidad a las tomas de corriente de cocina y horno.

C4. Circuito que suministrar la electricidad a las tomas de corriente de la lavadora, lavavajillas y calentador y que debe ser termo eléctrico.

C5. Circuito de las tomas de corriente que suministrar electricidad a los baños, y tomas auxiliares de cocina.

Cada uno de estos circuitos debe estar protegido de manera individual por su correspondiente pequeño interruptor automático. También, y como sistema de seguridad adicional, el interruptor general protege de manera general el grupo de los circuitos de la vivienda.

Tipos de cableado a utilizar en la instalación eléctrica interior

Todos los circuitos independientes que forman parte de la instalación eléctrica de una casa o vivienda se alimentan de electricidad por medio de dos conductores, que son la fase y el neutro, que transmiten una corriente alterna monofásica a baja tensión, unos 230V. A ellos hay que añadir el cable conductor de conexión a la red de tierra del edificio, como medida de seguridad adicional. Estos conductores deben ser de cobre con un aislamiento de plástico, y están divididos así:

  • Conductor de fase: que es el conductor activo que tiene por función llevar la corriente desde el cuadro eléctrico a los diferentes puntos de luz y tomas de corriente de la instalación eléctrica de la vivienda. El color de su aislamiento puede ser marrón, negro o gris.
  • Conductor neutro: es el cable conductor de retorno que hace la función de cerrar un circuito, lo que facilita el regreso de la energía eléctrica desde los puntos de luz y tomas de corriente. El aislamiento del conductor que se utiliza para esto siempre debe ser azul.
  • Conductor de tierra: es el cable conductor que normalmente no transporta corriente eléctrica, si el circuito funciona de buena manera. Está conectado a la red de tierra del edificio, y sirve para desalojar las posibles sobrecargas o desviaciones de la corriente eléctrica hacia los electrodos de tierra. Su aislamiento puede tener color amarillo y verde.

Ubicación

Los cables conductores de cada circuito independiente salen de su respectivo pequeño interruptor automático en el cuadro eléctrico, y circundan la vivienda embutidos en el interior tubos corrugados de PVC que están empotrados en las paredes.

A lo largo del recorrido, la alimentación de energía eléctrica de cada receptor, bien sea un punto de luz o un toma corriente, se efectúa por derivación de los conductores principales del circuito independiente, en las cajas de registro. Las cajas de registro, también llamadas cajas de derivación, se tratan de cajas de plástico en las que se realizan las conexiones y los empalmes de los cables eléctricos. Para realizar un empalme de forma correcta, hay que utilizar regletas o clemas de conexión.

Grosor del cableado

La sección, que es el grosor o calibre de los cables conductores dependerá de cada circuito. Un circuito independiente que es destinado a iluminación requiere de la utilización de cables de sección 1,5 mm2, mientras que un circuito independiente que da el suministro eléctrico a los toma corrientes de cocina y horno necesita de cables conductores con un grosor o sección 6 mm2.

La sección o grosor de los cables conductores se escoge en función de la intensidad de corriente que debe ser transportada: a más intensidad, mayor es la sección o grosor del cable.

¿Cuáles son los grados de electrificación de la vivienda?

El grado de electrificación que debe poseer una vivienda está relacionado con la cantidad de carga eléctrica que deberá transmitir y soportar la instalación eléctrica de dicha vivienda.

Por ejemplo, la carga eléctrica o volumen de carga que tendrá que transmitir y soportar la instalación eléctrica de un chalet de 200 m2 será mucho mayor que la que se debe trasmitir y soportar para un estudio de 50 m2, porque serán menos habitaciones, por consiguiente se requieren menos puntos de luz, menos enchufes, y serán menos los aparatos eléctricos.

Según sea el tipo de vivienda se definen 2 grados de electrificación diferentes. Cada grado de electrificación es identificado con la potencia mínima que la instalación debe soportar a 230V, y de ello depende también la cantidad de los circuitos independientes con los que la instalación debe ser proveida.

  • Grado de electrificación básico.
  • Grado de electrificación elevado.

Para calcular el grado de electrificación de la instalación eléctrica de una casa, se deben sumar las Potencias normalizadas de todos los elementos receptores que están colocados en la vivienda, y hay que aplicar una reducción de un 40%, porque no se van a utilizar todos los aparatos eléctricos al mismo tiempo.

Referencias para hacer los esquemas de instalaciones eléctricas

Para poder representar la instalación eléctrica en una vivienda, se pueden usar 3 clases de esquemas:

  • Esquema topográfico: que es una representación en perspectiva de la instalación.
  • Esquema multifilar: que se trata de una representación mediante líneas de todos los conductores que están colocados en el circuito a mostrar.
  • Esquema unifilar: en el que se representa el circuito por medio de una sola línea en la que se muestran utilizando barras cruzadas el número de conductores que componen la instalación. Este tipo de esquema utiliza una simbología propia.

El esquema unifilar es el sistema de representación de la instalación eléctrica de una casa más común, porque es el más sencillo y permite hacer más simple el bosquejo de las instalaciones eléctricas en los planos de una vivienda.

Cuando se desea representar el esquema de instalación eléctrica de una vivienda mediante el sistema unifilar, se deben emplear una cantidad de símbolos normalizados o estandarizados.

¿Cuáles son los circuitos básicos de la vivienda?

En esta sección del artículo se hará un repaso de los montajes eléctricos más comunes en una vivienda:

1) Punto de luz simple con interruptor. Este se utiliza para instalar una bombilla que se enciende y apaga con un interruptor.

2) Timbre con pulsador. Ésta instalación es la que se utiliza para un timbre que es accionado por medio de un pulsador, que es el caso típico de los recibidores y se encuentra en la parte de afuera, a un lado de la puerta de la vivienda.

3) Punto de luz con 2 interruptores conmutados. En este caso nos seguimos refiriendo a un punto de luz desde el que se coloca una bombilla, pero que puede ser encendida y apagada desde dos interruptores de forma indistinta. Es un circuito común en los pasillos de las viviendas y en los dormitorios.

4) Punto de luz con conmutada de cruce. Aquí seguimos refiriéndonos a un punto de luz del cual se conectará una bombilla, pero en este supuesto se podrá encender y apagar de manera indistinta desde 3 puntos, localizados en diferentes áreas. Para poder colocar este tipo de circuitos, es necesario un conmutador de cruce.

5) Tomas de corriente. Es el dispositivo de la instalación eléctrica de una casa que se encuentra embutido en las paredes y cuya función es suministrar energía eléctrica a las tomas de corriente, a las cuales se podrá enchufar cualquier aparato eléctrico.

Si realizas la instalación eléctrica de una casa de forma correcta, podrás resolver cualquier problema que se te presente en el futuro, y si de lo que se trata es de que el problema ya existe, entonces debes guiarte por estas instrucciones para que puedas averiguar en qué lugar se encuentra el desperfecto y arreglarlo tú mismo. Quién sabe si descubres que te encanta esta actividad y adquieres una nueva profesión preparándote muy bien para ello.

(Visited 147 times, 1 visits today)

Deja un comentario