Adware: ¿Qué es?, ¿Cómo puedes protegerte? y más

Así como existen diversas enfermedades que afectan a los seres humanos hay varias formas de infectar una pc y realizar acciones dentro de ella no deseadas por el usuario. Una de esas formas es el adware, objetivo de los antivirus desde que fueron creados, en esta entrada se explicará qué es, cómo afecta la pc, y más.

adware peligroso

¿Qué es un adware?

En informática el término adware es utilizado para referirse a un software publicitario, de hecho su traducción viene de la unión de “advertising” que significa publicidad en español y “software” que se traduce como programa. En primera instancia no parece dañino pero lo es cuando comienza a mostrar anuncios no deseados al punto de interrumpir la actividad del usuario de la pc a la que ha infectado.

Esta irrupción de anuncios en gran cantidad se denomina también como spam. Sin embargo, el spam puede ser causado por un usuario al repetir una información publicitaria en cualquier lugar, puede ser una red social o cualquier medio dentro del internet. Los adwares infectan a la computadora, se instalan en la estructura interna que tiene la pc y desde allí comienza esa inundación de anuncios, es por esto que no se titula spam como tal.

En este sentido, no siempre una gran cantidad de anuncios puede ser considerada adware. Un ejemplo de esto son las páginas ilegales, donde los anuncios no son controlados ni analizados para descartar algún contenido maligno ni para limitar su  aparición frente a los usuarios, en estas páginas generalmente esta inundación tiene tantos anuncios como Tipos de malware en cada uno de ellos, entonces su intención no es generar dinero para los dueños del adware sino conseguir información o dañar un equipo.

Otro ejemplo de no adware son los programas o aplicaciones que muestran a sus usuarios una cantidad controlada de anuncios que son colocados por sus desarrolladores (generalmente para generar dinero para la app), estos anuncios responden a una publicidad pagada y que es programada para no perturbar demasiado a los usuarios. Cada página que visite el usuario puede contener anuncios, dependiendo de su cantidad y de su forma de aparecer en pantalla se puede descartar o confirmar que es adware.

adwares secuestradores de navegadores

Generalmente estos programas atacan los exploradores que utilizan diariamente las personas para navegar por internet, pocas veces afectan otras aplicaciones instaladas. En cualquier caso simulan ser un programa limpio y sin problemas para ser instalados en la pc, esto con el objetivo de generar dinero para sus creadores o dueños (en caso de que haya sido diseñado por alguien y luego vendido) con cada clic que realicen las personas que observan los anuncios.

La inundación de anuncios se hace de forma automática desde que se encuentran instalados en la pc, es publicidad totalmente por lo que se pueden ver ofertas engañosas, sorteos en los que el usuario es ganador con solo hacer clic e incluso prevenciones para una limpieza del ordenador por supuestos virus detectados de forma online ¿es posible detectar un virus en el sistema desde un anuncio? absolutamente no, los mismos antivirus y optimizadores hacen un análisis primero.

Un adware puede no solo mostrar varios anuncios en forma de ventanas emergentes, en espacios no deseados de la pantalla, desplazados de alguno de los lados de la misma, etc. pueden abrir pestañas nuevas en medio de cualquier cosa que haga el usuario, puede cambiar los valores de búsqueda de su navegador y pueden redireccionar al usuario desde su página actual a otra sin su consentimiento y muchas veces. Es una actividad que perturba al usuario y es por eso que puede ser sencillo detectarlos.

Volviendo al objetivo de los adwares, a corto plazo este es conseguir que el usuario de clic al anuncio, por lo que su diseño será engañoso, llamativo, con ofertas que “no se puede perder una persona” y en ocasiones tendrá un diseño vinculado a la actividad del usuario, es aquí donde se ve la “inteligencia” del programa, pero más adelante se hablará de eso. A largo plazo el objetivo es lucrar a su propietario por lo que se traslada a varias páginas para lograr infectar la mayor cantidad de ordenadores posibles.

Los blancos de los que operan los adwares son personas normales que día a día circulan por las redes sociales, utilizan aplicaciones o navegan por internet, las empresas y comercios no suelen ser atacadas con este tipo de programas maliciosos. Lo que sí hay que tomar en cuenta es que una vez ubicada una persona a la que se pueda atacar ésta será seguida para que instale el programa y haga tantos clics como sea posible, el seguimiento es posible hacerlo una vez que se analiza su navegación e instala el programa.

En cuanto a la inteligencia del programa hay que tomar en cuenta lo siguiente: no todas las personas hacen clic a ofertas que a primera vista parecen una estafa, por lo que una estrategia para seguir consiguiendo clics es crear un vínculo con el usuario ¿cómo se hace esto? analizando la navegación que tiene el mismo, qué páginas visita, a qué le da clic, qué anuncios abre, etc. esta información permite adaptar el anuncio de manera que simule satisfacer los intereses del usuario según sus datos de navegación.

Es por esto que no se mantiene de forma online o superficial en el ordenador, se instala en su sistema operativo para poder analizar la actividad del usuario en cada uno de los navegadores y motores de búsqueda que utilice, sin necesidad de tener una conexión a internet estable, para generar o escoger un anuncio que responda a los productos o servicios que el usuario revela que le interesan a través de su patrón de navegación.

Un adware puede diferenciarse de un malware por varias cosas, pero básicamente los adwares no tienen como objetivo dañar el sistema contrario a lo que buscan los malware. Ahora bien, se asemejan en dos puntos importantes:

  1. Los anuncios son los medios con los que infectan el sistema y son ofertas engañosas o cosas extraordinarias para impresionar al usuario.
  2. Reúnen información personal de los usuarios que utilizan el equipo infectado, los adware adquieren datos sobre los intereses de cada uno de ellos por medio del análisis que hacen de su navegación diaria, los malware adquieren todo tipo de datos que tenga el usuario guardados en el equipo.

adware y malware

Lo maligno de estos programas puede extenderse a monitorear la actividad que realiza alguna de las personas que instaló el adware por equivocación para luego venderla, esto ocurre cuando los adwares pasan de ser programas publicitarios a programas espías que adquieren más información que solo los intereses de productos y servicios para generar anuncios. Esto ha pasado en varias ocasiones y a raíz de eso se han creado programas destinados a limitar o modificar la acción de los adwares.

Los adwares dan una mala imagen y una reacción negativa por parte de los usuarios a la publicidad y/o a la propaganda, muchos sitios webs, aplicaciones, buscadores y redes sociales generan ingresos a través de la presentación de ciertos anuncios en sus páginas, pero la historia de la publicidad ha demostrado como han habido cambios en la presentación de sus anuncios, pasaron de mostrarlos agresivamente a aparecer de forma más amistosa, los adware van en contra de esa estrategia que evita las reacciones negativas.

Aun así el peligro que representan no llega al nivel de los malware, sin embargo a través de ellos se han encontrado virus en un número muy notable y peligroso, es por eso que protegerse contra un adware es tan importante como saber Cómo eliminar malware de mi pc. A principios de los 2000 los adware tuvieron una época de mucha actividad, eran muchos los proveedores de estos programas, luego fueron disminuyendo por las sanciones que les aplicaban y parece que nuevamente tendrán un auge mucho más peligroso que el anterior.

Historia de los adwares

Para hablar un poco de cómo surgieron los adwares es preciso comenzar con el primer análisis de adware en 1995 hecho por analistas del área, no eran tomados como realmente malignos porque presentaban la publicidad en mayor medida pero no afectaba la información de los usuarios que los tenían instalados, de hecho eran operados por personas que en oficinas se dedicaban a eso como un trabajo normal.

Esto le proporcionaba legitimidad a algunos de ellos y se dice algunos porque no todos los desarrolladores los distribuían luego de ser evaluados, de esta forma para generar más ingresos los creadores de adwares los “lanzaban al público” de diferentes formas para que fueran instalados de cualquier manera por los usuarios. Cuando ya se ampliaban los objetivos monetarios a adquisición de información personal fue que se comenzaron a aplicar multas a los creadores.

Así como surgían las sanciones digitales se fueron creando los plugins y los adblockers que brindaban un bloqueo de los adwares para evitar futuras infecciones. Esto no solo afecto a la industria del adware, sino la de la publicidad en sí misma (recordando que por medio de ella se obtienen ingresos legítimos).

Tipos de adware

Los adware se pueden identificar en varios tipos por las acciones que realizan, algunos pueden descargar aplicaciones que el usuario no desea, complementos o solo inundar la pantalla con anuncios, otros pueden ser más dañinos y “secuestrar los navegadores”. En este sentido, se distinguen los siguientes tipos:

  1. Programas que muestran anuncios desde varios lugares: desde la barra de notificaciones, en partes de la pantalla mientras se navega por una página, en ventanas emergentes, pestañas nuevas o redireccionadas de cualquier navegador instalado en el equipo.
  2. Programas que en apariencia son legítimos cuando vienen descargados con otros softwares o apps, simulan estar limpios de problemas pero contienen publicidad molesta.
  3. Programas espías o malware que recopila toda la información de importancia del usuario a través de su actividad en los navegadores y en todo el sistema en general, este tipo de adware ya alcanza un nivel de peligro más potente que lo acerca al spyware.

Dependiendo de sus acciones cualquiera de los dos primeros pueden denominarse secuestradores de navegadores, el tercer tipo de adware es definitivamente un secuestrador de navegadores porque llegan a controlar y modificar la configuración que tiene cada navegador sin consentimiento del usuario. Como están instalados en el sistema pueden modificar también la configuración del teclado, de manera que al presionar ciertas combinaciones de teclas se abra un navegador.

Dependiendo del dispositivo que infecten o el tipo de sistema al que ingresen también pueden clasificarse varios adware, se pensaba que solo los ordenadores podían ser víctimas de ser infectados por un malware o un adware, a su vez solo las computadoras con sistemas operativos diferentes a Mac corrían riesgo, pero también los Mac comenzaron a tener adware y los teléfonos inteligentes.

Mac y el adware

Las computadoras con este sistema operativo estaban muy bien protegidas de todo tipo de amenazas por XProtect, su capacidad de detección de malware, adware, spyware, etc. era bastante buena en comparación con la de programas de fábrica de otros sistemas operativos. Es por esto que las detecciones provenían de usuarios que tenían sistemas como Windows o Linux en algunos casos. Esto dejó de ser así los últimos años, la detección de amenazas conocidas de XProtect omitía las nuevas creaciones.

2017 fue el año en el que se reportó el mayor incremento de adware en computadoras Mac, de hecho uno de los programas antivirus más reconocidos indicó lo siguiente al respecto:

“En 2017, Avast bloqueó 250 millones de amenazas de malware dirigidas contra Mac, de las cuales 41 millones correspondían a adware.”

Cinco años atrás ya se había creado un adware preciso para este sistema, se veía oculto en el interior de un troyano que afectaba la pc con varios tipos de amenazas. El adware atacaba de la misma forma en la que congestiona las computadoras de todo el mundo  con distintos sistemas, aún lo sigue haciendo aunque la protección contra infecciones sea más efectiva que la de Windows.

¿Adware en los teléfonos inteligentes?

En cuanto a los dispositivos móviles los adwares comenzaron a atacar cuando se fueron creando bajo la forma de aplicaciones, en Google Play se encuentran varias apps (generalmente de juegos) que contenían adware y varios virus que infectaban los equipos. Era más fácil disimularlos porque una gran parte de las aplicaciones contienen publicidad programada, por lo que en pantalla puede aparecer una gran cantidad de anuncios y hacer creer que provienen de esa aplicación.

Así como Mac estaba más protegido contra adware que Windows, iOS demostraba más seguridad que Android, los iPhone siguen corriendo el riesgo de tener adware y malware si se permite que se instalen aplicaciones de terceros (fuentes desconocidas), sin embargo su sistema de seguridad y la programación de sus actualizaciones brinda más seguridad y confiabilidad que la que tienen los teléfonos o tablets con el sistema Android, es por eso que estos últimos son los que corren más riesgos.

El adware puede ingresar al sistema operativo del teléfono de dos formas:

  • La primera es desde un navegador que desactive las ventanas emergentes y las redirecciones con JavaScript, este código presenta algunas fallas que permiten que los adware muestren muchos anuncios por ahí.
  • La segunda es a través de aplicaciones que muestren anuncios fuera y dentro de la misma, en las notificaciones e incluso en la pantalla de bloqueo del dispositivo. Como se indicaba anteriormente estas apps infectadas pueden provenir de Google Play, para finales de 2019 más de 230 aplicaciones fueron bloqueadas y eliminadas de esa plataforma por contener adware potencialmente peligroso, muchas de ellas ya tenían millones de descargas cuando fueron eliminadas.

adware en telefonos

¿Cómo puede entrar un adware al ordenador?

Se puede infectar la computadora de dos formas:

  • Descargando un programa que contenga un adware disimulado dentro de su paquete de instalación, hay que destacar que solo puede venir ahí si ambos propietarios han acordado que así sea.
  • Iniciando una descarga sutil desde el navegador, puede que ocurra cuando fue redirigido a otra página, con la descarga de otro archivo o al hacer clic en un anuncio.

¿Cómo saber cuándo el sistema tiene un adware?

Un dato importante es que los adware suponen un aumento del consumo de energía que hace el equipo al requerir más de lo habitual para la reproducción de los anuncios. Incluso se puede observar como su funcionamiento es más lento, en caso de los teléfonos inteligentes no solo la batería se consume con más rapidez sino los datos móviles si se tienen activados. Al observar que se ralentiza el equipo y que dura menos su batería se puede tener un indicio de la existencia de un adware en el sistema.

Otro indicio más notable aún es el bombardeo de anuncios, esto puede verse no solo cuando se está dentro del navegador sino en otras aplicaciones y en las notificaciones. En caso de que se esté dentro del navegador se puede detectar un adware cuando aparezcan muchas notificaciones de anuncio incluso sin abrir una página en específico, también cuando se observa que ha cambiado la página de inicio o cuando la barra de extensiones y de tarea tiene algún icono nuevo que no fue instalado por el usuario.

La aparición de páginas que no se han abierto antes y la continua redirección a sitios webs con anuncios también es señal de adware, también cuando no se ralentiza el equipo sino el navegador solamente o se detiene en muchas ocasiones. Fuera del navegador se puede detectar que hay uno cuando se ven aplicaciones o softwares que no fueron instalados por el usuario en ningún momento.

adware

Medidas para eliminarlos

Cuando ya sea seguro que tiene un adware instalado en el ordenador, teléfono o tablet lo primero que se recomienda es hacer un análisis anti-adware con algún antivirus que tenga instalado y que disponga de este servicio, en todo caso saber Cómo instalar un antivirus resultará muy beneficioso para este tipo de problemas. Ese mismo programa debería encargarse del adware eliminándolo por completo al ser diagnosticado.

Mientras se realiza el análisis (que se recomienda que sea uno exhaustivo de todos los archivos) se recomienda hacer una copia de seguridad, respaldar la información almacenada en su pc debería ser una tarea que se realice con frecuencia. Al mismo tiempo puede hacer uso de la herramienta para eliminarlo que venga instalado en su equipo junto con su sistema operativo, sin embargo, para hacer esto ya se deberá conocer qué programa contiene el adware.

Luego de eso se recomienda una limpieza de los navegadores (todos), comenzando por el historial, los complementos y las extensiones. Luego los archivos que considera sospechosos, las carpetas vacías y los archivos que no son de utilidad. Una vez realizada la limpieza y la copia de seguridad se pueden cambiar las contraseñas de las redes sociales, aplicaciones o sitios web que visite y que contengan información personal importante.

Precauciones

Una vez eliminado el adware o si no ha tenido ninguno instalado se recomienda tener en cuenta los siguientes consejos para protegerse de uno:

  • En primer lugar, los anuncios no se recomienda seguirlos (estén donde estén) si son ofertas lo ideal sería que visitara el sitio oficial de la marca que realiza la oferta para obtener más información, mucho mejor puede ser visitar las redes sociales a ver si ahí tienen publicaciones al respecto.

  • En segundo lugar, activar un bloqueador de publicidad reconocido es una buena opción.
  • En tercer lugar, ignorar y omitir los anuncios, ventanas emergentes falsas o notificaciones con mensajes de atención o alerta que sean sospechosos.
  • Es importante evitar la visita de sitios webs sospechosos o ilegales.
  • En quinto lugar, instalar un antivirus y realizar análisis seguidos.
  • También se recomienda leer detalladamente los paquetes de instalación cuando deba descargar un programa o app y evitar instalar otros “complementos” innecesarios o desconocidos.
  • Por último, sin importar que se trate de una computadora, una tablet o un teléfono se recomienda evitar la instalación de aplicaciones poco conocidas, innecesarias, sospechosas y de fuentes desconocidas.

Seguir estas recomendaciones evitará que el equipo se vea afectado no solo por adware, sino por cualquier otra amenaza potencial que se encuentre disfrazada en internet.

(Visited 113 times, 1 visits today)