Definición de hosting: tipos, para qué sirve, funciones y más

Si estás pensando en abrir tu propio blog o página web, debes tener muy clara la definición de hosting. Y es que se trata de un concepto clave para tu propósito, pues tiene que ver con el espacio que se alquila en un servidor para guardar toda la información. Así que no lo olvides, es un asunto de memoria, que aquí te explicaremos detalladamente.

Definición de hosting

¿Qué es un hosting?

Hosting, o mejor dicho, web hosting (término exacto en inglés), puede traducirse como alojamiento web.

Ahora, para comprender mejor la definición de hosting, debemos explicarte que se trata de un servicio que brinda a quienes cuentan con webs o blogs, una opción de almacenamiento de todo tipo de información, desde documentos Word hasta imágenes y videos.

Análogamente, para ser más gráficos, puede decirse que es una especie de hostal u hospedaje, en el cual se ocupa un lugar preciso. De tal manera que cuando nos referimos al hostal (alojamiento) de páginas web, hablamos del sitio que ocupa un blog, página, sistema, correo electrónico o archivos en Internet. O mejor dicho, es el lugar de ubicación en un servidor de todo aquello, un lugar que generalmente alberga a varias aplicaciones o web diferentes. Podría decirse que es una de las diferentes Medidas de Almacenamiento.

Las empresas que se encargan de ofrecer este tipo de hospedaje, suelen ser llamadas por el término análogo en inglés: web host.

Es de destacar que el web hosting, a pesar que no se trata estrictamente de un servicio, se ha convertido en un muy rentable oficio para las empresas de Internet en el mundo.

Pero continuando con nuestro propósito de comprender mejor la definición de hosting, se hace pertinente saber que el mismo es una surte de hospedaje que trabajará activamente las 24 horas de cada uno de los siete días de la semana.

Funcionamiento del hosting

Más precisamente el hosting trabaja de la misma manera que una memoria USB, pero una muy grande. En el hosting depositas tus documentos y no tiene otra función más que la de «hospedar» la información que tu decidas.

Luego, cuando requieres utilizar los archivos hospedados en esta gigantesca memoria, sólo tendrás que conectarte a la computadora y abrir la carpeta que necesitas usar.

Así de simple: el hosting se ocupa de almacenar la información de tu sitio. Luego, si alguien quiere acceder a la misma, Internet la busca en el servidor que la hospeda.

Pero además, como puedes ya imaginar, el proceso es bastante simple. El primer paso consiste en hacer clic en la web que deseas examinar. Aunque también puedes pulsar en el buscador web a la que quieres entrar.

Hecho esto, Internet realiza la exploración de la información en el servidor. Por último, una vez que la red ubica el contenido completo de la web, lo baja en tu ordenador para mostrártelo.

Y si pudiera este proceso llegar a sonar complejo, la verdad es que todo se demora apenas unos cuantos segundos.

Diferencia entre hosting y dominio

Pero ya que estamos en esto de comprender la definición de hosting, no está demás saber cuáles son las diferencias entre hosting y dominio.

De tal forma que debemos tener presente, que hosting es el área en la que se guarda todo el material de un sitio web (en el concepto más básico), en tanto que por dominio, se entiende al nombre que se le designa a una página web, para que los interesados puedan encontrarla con facilidad y así acceder a su información.

Es decir, el objeto del dominio es brindar identidad, tal como sucede con el dominio intelectouniversal.com, por poner un ejemplo. Cada dominio tiene sus zonas que pueden definirse como Partes de una Página Web.

Diferencia entre hosting y dirección IP

Ahora bien, si ya en esta búsqueda de la definición de hosting hemos visto en qué se diferencia con dominio, por qué no hacer lo propio respecto a la dirección IP. Pues veamos.

Como ya ha quedado claro, en el hosting se guarda información. En tanto que la dirección IP no es otra cosa que un grupo de cifras, que por sus características resulta único.

El mismo cumple la función de identificar un ordenador enlazado con la red que traslada los fardos de información, de manera que no se presenten dudas del origen y/o destino de la transmisión. Una dirección IP puede verse así: 200.40.121.45.

Pero valga un ejemplo más claro. El hosting resulta ser como esa casa que habitas por un contrato de arrendamiento. En esta residencia están todas tus pertenencias, entiéndase la sala, la cocina, el televisor, tus ropas, recuerdos familiares, entre muchas otras, lo cual debemos entender como los archivos almacenados.

Mientras que el dominio vendría a representar la dirección de la residencia. Una referencia que ayuda a ubicar y a llegar con facilidad a dicha casa: calle El Sol, No. 4218, Santiago de Chile.

Ahora, en el caso de la dirección IP, esta sería las coordenadas con las que se puede ubicar la residencia mediante el GPS. La IP es uno de los componentes que hay que conocer para saber Cómo funciona el Internet

Definición de hosting

¿Qué tipos de hosting existen?

Son muchos los tipos de hosting que hay el mercado y los mismos abarcan diferentes necesidades. No obstante e este trabajo sobre definición de hosting, te mostramos los seis más importantes:

  1. Hosting Compartido
  2. Servidor Dedicado
  3. VPS (Servidor Privado Virtual)
  4. Cloud Hosting
  5. Hosting Reseller
  6. Mail Hosting

Es de destacar, que igualmente estos hosting» cuentan con distintas presentaciones, algunas pensadas puntualmente para cubrir requerimientos precisos de cada interesado.

Pero seguimos avanzando en nuestro afán de llegar a la definición de hosting, y aún queda más por ver. Continuemos.

¿Qué es el hosting compartido?

Al decir hosting compartido, hablamos una forma de hostal donde el anfitrión sede en calidad da inquilinato pequeños stand a diferentes webs, dentro del mismo hostal.

De esta manera todos los inquilinos hospedan sus contenidos, al tiempo que intercambian los recursos del servidor con otros computadores, como memorias-RAM, dirección-IP o la trasmisión de archivos mensuales. Es decir, funciona igual a un edificio de apartamentos. La edificación, que vendría a ser el servidor, tiene determinadas divisiones que representan alojamientos más chicos internamente.

Cada departamento, que debemos entender como hosting compartido, es habitado por diferentes inquilinos. Todas tienen en común los servicios del ascensor, seguridad, el mantenimiento, electricidad y  agua, entre otros. Lo que conlleva, por ejemplo, a que si el ascensor se daña y alguno de los arrendatarios no ha cancelado su recibo del servicio de mantenimiento, lamentablemente no se reparará hasta que éste se ponga al día.

¿Qué es un servidor dedicado?

Pero si queremos encontrar la definición de hosting, debemos también entender sus modalidades de funcionamiento. Y entre éstas nos topamos ahora con la más exclusiva de sus variaciones: el servidor dedicado. Veamos de qué se trata.

Se trata de un servidor de empleo propio de un único cliente. Al ser exclusivo, esta forma no intercambia recursos con otras empresas o particulares.

Esto se debe a que usa un servidor completo, de tal forma que su desempeño no se ve perjudicado por el tráfico. Lo anterior es un problema que se puede observar cuando se comparte hospedaje. Pero además otras de sus ventajas, es que es mucha más seguro.

Para poner un ejemplo, mientras que al hosting compartido lo representamos con el alquilar de una vivienda en un edificio de apartamentos, al servidor dedicado debemos compararlo con el arrendamiento de tu propia vivienda en algún suburbio de la ciudad. Esto se debe a que estarías alquilando la totalidad de la propiedad tú solo.

De tal forma que no tienes que compartir servicios con otros vecinos. Y en caso de que se te olvide cancelar la factura de la electricidad, tú serás el único perjudicado. Hay muchas variables que se pueden dar también en los diferentes Tipos de servidores.

Sobre el Servidor Privado Virtual o VPS

El Servidor Privado Virtual o VPS por su derivación de lengua inglesa, no es más que un servicio de bodega web, diferenciado del resto de sus primos por ser un sitio verdadero, separado en partes que trabajan por sí solas. Y estas secciones que tienen la capacidad de actuar por intermedio de una trama de operatividad propia. Pero además no requieren intercambiar nada con otros VPS. Así que su utilidad sea parecida a la del hosting compartido, aunque con las bondades de un «servidor dedicado».

De tal forma que generalmente el VPS es comparado con el hosting compartido, debido a que un mismo hostal es seccionado de forma virtual y rentado por distintos interesados.

No obstante en este caso el funcionamiento de las webs no resulta perjudicado, ya que algunos de sus elementos fundamentales, como el ancho de banda o la transferencia de información, no se emplean compartidamente entre sus múltiples beneficiarios, De esta manera sus bondades son relacionadas a las del servidor-dedicado.

También podemos entender el VPS como un parcelamiento. En este caso el servidor es el sitio parcelado en un número de sitios delimitados. Son una especie de lotes en los que se edifican casas, cada una con sus propios servicios, lo que se puede entender como los servidores virtuales. Y, claro está, cada casa es rentada por diferentes personas o familias.

La verdad sea dicha, el único servicio que comparten estos sitios es la luz de las calles del parcelamiento. Aparte del guardián que abre y cierra el portón de la entrada cuando llegamos o salimos.

¿Qué es el Cloud Hosting?

Cloud es un clima sensacional que flota siempre sobre nosotros. Y que actualmente los avances en el medio nos han impulsado a emplear la nube para almacenar todo tipo de documentos; entre ellos videos y fotos.

En este servidor en la nube, el acopio web funciona de manera muy parecida al tradicional. Pero aquí todos los recursos que se emplean para almacenar el material de tu web, son ejecutados desde una nube, como su nombre lo indica.

La ventaja más apreciada del cloud hosting radica en que exige solamente pagar por el servicio que utilizar. Esto representa una gran diferencia respecto a la competencia, que ya ofrecen paquetes previamente establecidos.

Definición de hosting

El hosting reseller o hosting revendedor

Avanzando sobre la definición de hosting, con una modalidad de negocio realmente interesante que creemos necesario explicarte. Se trata del reseller hosting, lo que básicamente podemos describir como la reventa del servicio de acopio web.

Dicho de otra manera, es una manera de adquirir el servicio de hospedaje con un distribuidor, pero que a la vez te permite disponer de clientes que te dan un dinero por la utilización de un hosting, dentro del mismo paquete que has contratado.

En tu función como revendedor, puedes agregar dominios distintos a los tuyos. Pero también puedes crear sub-dominios, además de diseñar los paquetes de hosting según tu conveniencia.

Ventajas del hosting revendedor

Entre las principales ventajas de este novedoso negocio, destaca que no requieres de conocimientos técnicos para administrarlo.

  • El tablero de control más empleado para administrar el servicio, es el llamado «CPanel». Este, aparte de brindarte determinadas labores y minimizar los tiempos de ejecución, les confiere autonomía a tus clientes para que ellos manejen por sí mismos su servicio de acopio web.
  • Te permite hacer tus propios programas de hosting. El reseller hosting trabaja igual que cuando se arrenda cualquier otro tipo de hostal web. Se cuadran diferentes paquetes dependiendo de las exigencias de los usuarios y a cada paquete se le establece un monto o tarifa mensual que dependerá de los elementos que ofrezcan. Aquí, la diferencia es que quien sub-arrenda será quien reciba las mensuales por concepto del alquiler.
  • El servicio técnico lo ofrece el proveedor. Y es que generalmente los proveedores que te dan la oportunidad de revender el servicio de alojamiento, también se responsabilizan del soporte técnico. Efectúan la totalidad de los trabajos de mantenimiento para que no se presente ninguna anormalidad. Pero también se encargan de solventar cualquier tipo de problema que se presente.

¿Qué es el Mail Hosting?

En la actualidad contamos con empresas capacitadas para ofrecer cuentas de email personales sin necesidad de pago por el servicio.

Entre estas destacan «Gmail», «Yahoo» y «Hotmail». No obstante, el servicio de «Mail hosting», también conocido como almacenamiento de correo, te facilita la oportunidad de reservar tu nombre de dominio» exclusivo. Además de disponer de un servicio profesionalizado de email.

Valga el siguiente ejemplo. Si tu compañía tiene por nombre «Zutana Express», al contar con «mail hosting», todos sus emails tendrán se beneficiarán con el dominio: @ Zutanaexpress.com, lo que le aporta a tu negocio estatus y personalidad.

De tal forma que se trata de algo ampliamente recomendado, cuando a nivel de negocios se pretende generar una imagen de formalidad y confianza.

Aunque debemos aclarar que las ventajas que te brinda este tipo de alojamiento son muy parecidas a las de las variaciones que no requieren pago del servicio. No obstante pueden diferenciarse por el hecho de que la dirección de email estará personalizada, con lo que dispondrás de un mayor espacio de alojamiento. Además te ofrece mejor seguridad.

Conveniencia de contratar mail hosting

Lo primero a destacar es que la capacidad de alojamiento de la que dispondrás será muy superior a la de un correo tradicional. También puedes emplearla tanto para el almacenamiento de emails, como de archivo de la compañía.

Otra de las ventajas por las que se recomienda contratar Email hosting, que los emails no se extravían. Esto es favorable para una mejor comunicación puertas adentro, la cual podría correr con menos trabas, pero a la vez más controlada.

Aunque también podemos agregar que tendrás acceso a asistencia técnica para consulta, por cualquier duda que se te presente.

Por otra parte, la contratación de alojamiento web está rígidamente ligada a un tema de imagen corporativa. Y en tal caso, como ya hemos dicho, esta opción es de gran utilidad.

¿Sirve el hosting gratuito?

El hosting gratuito es ventajoso para experimentar y conocer mejor el funcionamiento de un alojamiento pago. Aunque resulta poco aconsejable para un proyecto de envergadura profesional, ya que sus funciones son limitadas.

Otro aspecto que lo perjudica, es que por lo general están financiados por publicidad. Y esto que desacredita la imagen de calidad que pretendemos dar a los clientes.

Sobre el funcionamiento del hosting gratuito

Mayoritariamente las compañías prestadoras del servicio de hosting, que ofrecen la opción gratuita, realmente aportan un servicio bastante básico, a la espera de que las necesidades del cliente lo lleven a adquirir alguno de sus paquetes más completos y, pagos, evidentemente.

Es de advertir, que en muchas oportunidades, lo único ventajoso que realmente ponen a tu disposición, es la plaza para subir tu web, ya que los problemas suelen ser superiores.

Limitaciones de un hosting gratuito

Ciertamente los proveedores te dan una plaza para colocar tu web, pero las desventajas o limitaciones superan lo bueno. Entre estas limitaciones podemos citar las siguientes:

  • Bajo límite del espacio en disco.
  • Menor rango de ancho de banda, que deriva en lentitud.
  • Publicidad y carencia de copias de seguridad.
  • Poca capacidad de tráfico de visitas y límite en soporte técnico.
  • Sub-dominio de tipo tradicional, como: http://mipagina.proveedor.com/.

Como vez, ya hemos avanzado bastante en nuestra búsqueda de la definición de hosting, pero aún nos que camino por recorrer. Así que lo mejor será continuar. Veamos que nos toca ahora.

¿Cuándo es recomendable el hosting gratuito?

Un hosting que no requiere pago, puede resultar un excelente cebo para atraer a las personas más reticentes a las versiones pagas de servicios de esta naturaleza. No obstante también puede ser beneficioso para captar clientes, el uso de WordPress.org, por citar un ejemplo. Esto con la finalidad de entender mejor el funcionamiento de una web.

De esta manera se experimenta con un hosting real o simplemente para webs chicas, como blogs o foros que no tengan mayor tráfico.

Consejos para elegir la mejor hosting

Pero no sólo la definición de hosting es importante, también es bueno saber elegir el mejor hosting.

Decidirse por la mejor opción de hosting no es una labor fácil. Esto se debe a que actualmente hay una gran cantidad de compañías que ofertan diferentes servicios de alojamiento web.

La diversidad de combos y beneficios es bastante extensa. De allí que sea normal que sentirnos algo dubitativos, especialmente debido a que no somos maestros en asuntos informáticos.

De tal manera que es una decisión de primer orden precisar qué tipo de hosting resulta más conveniente para nuestros requerimientos. Para lo cual se debe evaluar todos los elementos que tengan que ver con la confianza. Y es que esta es un área que debemos tener siempre presente, a la hora de seleccionar cualquier producto de calidad.

Pero tampoco debemos olvidar los aspectos de orden técnico más relevantes, a valorar al momento de escoger un lugar de acopio web. Pero de esto no encargaremos con más detalles más adelante en este post.

El hosting más conveniente

Seguimos avanzando por este camino en la búsqueda de la definición de hosting, y llegamos a la encrucijada de saber cuál de los hosting es más conveniente.

Si tu web es una PYME, entiéndase que está en el rango de la pequeña y mediana empresa; o si se trata de un blog con uso de WordPress, generalmente es suficiente un hosting compartido. También sirve uno que muestre suficiencia en el CMS (Sistema Gestor de Contenidos) que vas a emplear.

Si por el contrario avizoras muchos miles de entradas diarias, o si te planeas un hospedaje con varias páginas, o su simplemente pretendes emplear una aplicación web bastante compleja, lo recomendable es optar por otro tipo de hosting.

Para precisar la modalidad de hosting que requerirás, lo primero que debes analizar es cuán grande deseas que sea tu futura web. También reflexiona sobre cuáles son tus limitaciones en habilidades técnicas, para hacer frente a exigencias propias del negocio, como la parte administrativa de una web.

Considerando estos dos elementos, puedes decantarte por el hosting más conveniente tanto a tus requerimientos de orden técnico, como presupuestarios y económicos.

Pero para una mejor selección, aquí te ofrecemos un listado de elementos fundamentales a considerar para tal fin. Veamos:

¿Como hacer la mejor selección?

  • Hosting compartido y hosting especializado: Generalmente basta con un buen hosting compartido o alguno especializado, para lo cual se recomienda uno que te ofrezca conocimientos en WordPress.

Ambas formas de hospedaje web están esencialmente indicadas para futuras webs con pocos usuarios y con administradores con escasos conocimientos técnicos. No obstante debes considerar que un buen hosting compartido puede llegar a soportar 20 mil usuarios al mes, y hasta más.

Son además elementos que nos permiten determinar la definición de hosting.

  • Hosting dedicado o VPS: Para los pensamientos más ambiciosos, como el de ventas en líneas, lo aconsejable es el servidor dedicado o el VPS.

Y es que un hosting dedicado trabaja pata un solo cliente, al que le facilita el acceso a todos los medios disponibles en el servidor. En tanto que en un VPS el hospedaje es compartido en el hardware del servidor, aunque el inquilino cuenta con recursos propios.

  • Hosting en la nube: Este resulta el webhos» recomendable para los navegantes con mayor pericia del área.

Igualmente resulta ideal para quienes buscan una excelente correlación calidad/precio. Esto gracias a su modo escalonado de los servicios, lo que facilita al cliente la posibilidad de incrementar o disminuir su demanda en alguno de estos, de acuerdo a sus necesidades, que siempre suelen variar.

No se recomienda para aficionados, porque la administración puede resultar algo engorrosa.

  • Mail hosting: Este se recomienda para los usuarios que no necesitan un lugar web, siendo que lo que pretenden es un email de orden corporativo. Es decir, algo así: @tunegocio.

Conociendo al Managed hosting

Para precisar aún más la definición de hosting, será bueno saber de qué se trata Managed hosting.

Nos referimos a un servicio que promueve las empresas de acopio «web», que igual resulta muy aconsejable para navegantes sin mucha experticia en el área.

También se le conoce como hosting gestionado, ya que el proveedor es el dueño y quien se encarga de hacer el mantenimiento. También actualiza todo el aparato tecnológico, incluyendo el área administrativa del hosting.

La bondad fundamental de este servicio, radica en que el usuario no necesita preocuparse por lo referente a la operatividad. De tal forma puede concentrarse exclusivamente en los contenidos. Pero claro que esto tiene un costo, y es muy elevado.

Es muy popular en los servidores dedicados o VPS, aunque las últimas tendencias igualmente lo asocian al cloud hosting.

Consejos para seleccionar el mejor proveedor de hosting

En la tarea de seleccionar el proveedor de hosting más adecuado y conveniente, lo primero que debes hacer es considerar las necesidades de tu proyecto y las limitaciones de orden económico, como es obvio.

En este sentido se aconseja estudiar detenidamente las ofertas que formulan las empresas dedicadas al alojamiento web. Pero nunca olvides que en muchas oportunidades por buscar lo más económico, terminamos pagando mucho más.

De tal manera que lo más aconsejable es comparar detenidamente lo que ofrecen estas compañías por un mismo servicio. Pero si esto te resulta muy complicado, aquí te dejamos una lista de las variables más importantes a considerar pata que tomes la mejor decisión.

Así continuamos orientándote sobre la definición de hosting.

  • Los buenos comentarios: Los mensajes positivos de los usuarios de un servicio de hosting, son los que le confieren mayor prestigio. También es una manera precisa de verificar si la empresa cumple o no con sus compromisos.

Te recomendamos que consultes las opiniones de quienes han tenido relación con los hostings. De esta manera sabrás qué piensan sobre un proveedor en particular.

  • Servicio de atención al cliente: Jamás olvides que esta atención debe ser permanente, sin días feriados ni fines de semana libres. Tampoco hay vacaciones. Además será conveniente un proveedor que hable español.

Mucho mejor si te ofrece un chat y atención por teléfono para consultas de emergencia.

Lo barato sale caro

  • Modalidad de pago: Observa minuciosamente en las formas de pago disponibles. Asegúrate de que estas se amolden a tu ubicación geográfica. Ten presente que en ciertos países latinoamericanos, en oportunidades existen inconvenientes con las tarjetas de crédito.

Aunque puedes cancelar con tarjeta desde cualquier lugar del mundo a través de PayPal, que además cuenta con un protocolo de seguridad. Y también está la opción de Skrill.

Otra alternativa la representa PayU Latam. Es una buena opción si estás ubicado en Argentina, Colombia, México, Panamá o Perú.

  • Los precios: Estos siempre serán muy importantes. Así que es fundamental que selecciones un proveedor que proponga una excelente relación calidad/precio. Aunque no debes olvidar que lo bueno siempre cuesta más.
  • Entre un proveedor nacional y uno internacional: En líneas generales, un usuario puede acordar su hosting con cualquier empresa internacional del ramo. Únicamente debes asegurarte de que dicha empresa cuenta con un data center próximo a tu país. O mejor aún, de la principal región de tu clientela.

Tampoco olvides que los proveedores internacionales en diferentes oportunidades únicamente disponen de asesoría técnica en inglés. Si no dominas el mismo, inclínate por un proveedor que te ofrezca este servicio en español.

  • El Uptime: es el encargado de señalarte el tiempo que está disponible tu web, para que cualquier navegador pueda entrar en ella. Es decir, te muestra su rendimiento.

De tal manera que es conveniente que chequees que el servicio de hosting te garantice mínimamente un Uptime del 99%. Y no te preocupes, que en «Internet» hay infinidad de herramientas con las que puedes verificar el Uptime.

Este es uno de los elementos que debes verificar al momento de decidirte por un hosting.

Características técnicas de un buen hosting

Un buen hostal web tiene que mostrar con una variedad de características de orden técnico. Estas son fundamentales para una actividad eficiente, ¡pero ten cuidado! pues en oportunidades empresas inescrupulosas intentan atrapar usuarios con ardides publicitarios.

Así que lo mejor es estar alerta y centrarte en lo que verdaderamente requiere tu proyecto en línea, para que se transforme en un rotundo éxito, capaz de mantenerse en el tiempo.

En seguida te mostramos una relación de importantes elementos a valorar en el tema tecnológico, y seguimos avanzando en la tarea de lograr definición de hosting:

  • Sobre si el servicio debe incluir el dominio: Este no es un elemento indispensable, pues siempre hay la opción de contratar tu dominio separadamente del hosting. Luego puedes conectarlo a tu cuenta de hostal web.
  • ¿Importa la cantidad de espacio en disco?: Regularmente no es un elemento muy decisivo cuando no requieres acopiar grandes cantidades de datos. Muchos web-hosts lo emplean en el caso de su publicidad.

Aunque la realidad es que a la gran mayoría (90%) de las web-hosts con productos corporativo (sean blogs o cualquier tipo de web), poco les interesa si tienen uno, cinco o diez GB de espacio de acopio.

  • Transferencia mensual de datos: Este elemento no debe estar limitado, a objeto de evitar sorpresas desagradables a finales de mes. Se sabe que actualmente el pack básico contiene una transferencia mensual ilimitada. Así que este no debe ser un asunto que te quite el sueño.

La calidad primero

  • ¿SSD o HDD?: Ten en cuenta que el disco SSD es mejor, aunque más costoso. Pero no lo ofrecen la totalidad de los servicios de hosting.

Se puede describir el hosting SSD como una modalidad de acopio revolucionaria en el mercado. Entre sus bondades resalta su más elevada velocidad, que puede superar hasta 300 veces la de su contraparte mecánica.

También se valora positivamente su alta confiabilidad, ya que se recalienta menos. Además es menos ruidoso y gasta menos energía.

¿Su desventaja?: Un precio mucho más elevado.

  • Cuentas de email: Si pretendemos que nuestra reputación en línea resulte realmente profesional, entonces requeriremos de un hosting que posibilite la apertura de cuentas de emails institucionales o personalizadas, al estilo de «correo@minegocio.com», por ejemplo.

Regularmente los web-hosts incluyen este servicio. No obstante algunas personas lo consideran un extra por el que hay que desembolsar dinero. De tal manera que debemos evaluar nuestras necesidades y tomar las decisiones en base a las mismas.

  • Copias de seguridad: Ya sabes que nos puede suceder que de pronto se interrumpa el servicio eléctrico y perdamos todo el trabajo realizado en un documento, por citar sólo un ejemplo que puede aplicarse a otros casos, ¡cuál más terrible!

Pues los hosting no están exentos de este terrible y enojoso mal. Imagínate que has editado tu web y repentinamente el computador se apaga y se hace imposible recuperar el trabajo porque no haz guardado. ¿Cuántas veces pasa diariamente? Imposible contabilizar un caso tan común en todo el mundo.

Por eso la mayoría de los proveedores de hosting agregan la posibilidad de hacer copias de seguridad en su lista de servicios. Aunque no siempre sucede así, por lo cual es recomendable consultar si el pack que nos gusta incluye esta alternativa.

Apostar por lo seguro

  • Sobre la seguridad: Este aspecto no sólo se refiere a impedir que algún delincuente se haca con el control de nuestra nave. También precisa si la el proveedor tiene la capacidad técnica de garantizar que únicamente los usuarios con autorización puedan acceder a ella.

También debe garantizarnos que nuestros archivos no sean vulnerados, bien alterados o destruidos. Igualmente debe evitar la suplantación de identidad.

En este punto también importa saber si el proveedor agrega en el pack antivirus y vigilancia de spam, entre otros. Además de actualizaciones automáticas.

  • Requerimientos mínimos del CMS: Si piensas colocar algún CMS, cerciórate de que el pack de hosting dispone de los elementos mínimos para el editor web. De tal manera que es fundamental, entre otras cosas, que el pack a seleccionar contenga por menos una base de MySQL. Además de una versión reciente de PHP.

Sin embargo estas exigencias llegan a variar según el CMS que selecciones.

Y avanzamos, ya casi para concluir nuestra tarea de mostrarte la definición de hosting.

Sobre CMS y escalas

  • Hosting especializado para CMS: Ten en cuenta que si empleas algún CMS como WordPress o Magento, por ejemplo, debes estudiar la posibilidad de utilizar hosting especializado.

Resulta que estos hostales web generalmente son hosting compartidos con un rendimiento sustancialmente elevado. Esto se debe a que el proveedor los perfecciona para el CMS específico.

Por su elevado rendimiento, los VPS siguen resultando mejores que el hosting especializado para WordPress y Magento, entre muchos otros.

  • Sobre la escalabilidad: Para culminar, que no te quite el sueño si al comienzo escoges un pack sencillo, ya que muchos de los proveedores son permisivos y siempre dispuestos cambios. Siempre que sea, claro está, a un plan superior.

Así que no tendrás ningún inconveniente, te lo aseguro. De eso viven, ¡obvio!

Pero su es el caso que tu web vertiginosamente, y así se te hace verdaderamente fundamental el asunto de la escalabilidad, lo recomendable es que te decidas por el cloud hosting o, por qué no, por uno virtual. Estas son las alternativas que te pueden brindar mayor escalabilidad.

Sí con este artículo hemos logrado que establezcas la definición de hosting, ahora no debes dejar de leer este otro sobre redes informáticas. Seguro te gustará.

(Visited 60 times, 1 visits today)

Deja un comentario