Formatos de Audio: ¿Cuáles son? y más

En la actualidad hay disponible en la red, todo tipo de archivos de música para descargar y disfrutar. Pero realmente sabemos en ¿qué formato vienen? Conoce aquí todos los formatos y extensiones de los archivos de audio que hay además te enseñamos lo que sucede al cambiarlos de formato

disfrutar de los distintos formatos de audio

¿Cuáles son los formatos de audio?

En el presente es algo muy común que puedan entretenerse escuchando la música de moda o de su preferencia. Pero además, hacerlo en cualquier momento y en los distintos dispositivos electrónicos que estén disponibles.

El que se pueda hacer esto, es gracias a la disponibilidad de los formatos de audio digital y sus distintas extensiones. A través de ellos, se pueden guardar un gran número de canciones y utilizando muy poco espacio.

Para muchos usuarios que sólo usan el ordenador para tareas simples como, revisar las redes sociales o buscar información en los distintos buscadores de internet, el tema de formatos de audio resulta un tanto complicado.

Como ya se había mencionado, los distintos formatos de audio digitales, son recipientes de almacenaje que se diferencian entre sí, por la calidad en que pueden comprimirse, la capacidad que pueden contener, entre otros.

Como todos los archivos de audio después que se han guardado, necesitan ser ubicados rápidamente por el sistema en el disco duro, a estos se les agregan extensiones.

La extensiones, como su nombre lo indica es un apéndice del archivo. Por lo tanto, lo encuentran al final del nombre del archivo, separado por un punto. Las distintas nomenclaturas que se utilizan, permiten saber si son archivos de texto, vídeo o audio.

Las extensiones más comunes son: RM, MP3, WAV, OGG, WMA, entre otras más.

De acuerdo a lo antes expuesto, a continuación se mencionan los distintos formatos de audio, que son empleados actualmente:

Formato de audio sin comprimir

Con la utilización de los formatos sin que hayan sido comprimidos, se pueden realizar múltiples combinaciones ajustando el Sample rate o frecuencia de muestra.

Haciendo este tipo de procedimiento en la frecuencia de muestra, lo que se busca lograr, es preservar la fidelidad en los detalles de una grabación y sin que pueda ser detectada por el oído humano.

Los principales formatos sin comprimir, que son utilizados son:

  • WAV

El WAV fue un desarrollo de la unión entre las compañías IBM y Microsoft. Su nombre deriva de la abreviatura WAVE que en inglés sería Waveform Audio File Format. Este tipo de formato de audio no tiene compresión, lo que garantiza una excelente calidad de audio y su extensión es .wav.  

Este tipo de formato, generalmente es empleado para guardar grabaciones en su estado original y a partir de ellas, se puede comprimir para guardar en distintos tamaños.

La compresión que se haga a los formatos WAV, pueden ser guardados en variantes PCM y ADPCM. Sin embargo, este procedimiento no disminuye el tamaño del archivo, si la duración de la grabación es muy larga.

Los profesionales en el área de las grabaciones, emplean mucho este tipo de formatos de audio por la calidad que logran en sus estudios de grabaciones.

Si bien es cierto que la calidad del sonido que se logra en este tipo de formato es superior, tiene una desventaja que es el tamaño del archivo final. Por ejemplo, una grabación de aproximadamente 6 horas, puede generar un archivo de 4 Gigabyte.

Otra desventaja de los formatos WAV, es que por el tamaño no son de gran utilidad como un recurso para internet.

formatos de audio para estudio de grabación

  • AIFF

El formato AIFF es la abreviación de Audio Interchange File Format, es bastante parecido al formato WAV, porque utiliza PCM para poder transformar o codificar el audio analógico a formato digital.

Este tipo de formato es un desarrollo de Apple para correrlo en sus sistemas operativos y brindar respuesta a la demanda de los usuarios a los archivos WAV de Microsoft.

Nace de la mejora al formato Interchange File Format o IFF, un antiguo formato empleado en los ordenadores de Apple Macintosh.

Debido a las particularidades del AIFF, es empleado al igual que los formatos WAV y FLAC para las distintas grabaciones de tipo profesional. El gran obstáculo de su uso, reside en la demanda de grandes espacios para archivar.

Las bondades de estos formatos de audio, es que no se pierde la calidad de la señal.

  • FLAC

El término FLAC corresponde a la abreviación de Free Lossless Audio Codec, traducido sería algo parecido a códec de audio libre de compresión. Esto no es otra cosa, que se trata de formatos de audio que anteponen la calidad del sonido, por encima de su tamaño.

Gracias a la calidad del sonido final, este formato se ha posicionado como un fuerte competidor, frente a los formatos WAV.

De acuerdo al funcionamiento de este método de procesamiento de archivos de audio, la disminución en la calidad final es de apenas la tercera parte del audio original. El FLAC puede lograr esto, por la capacidad que tiene en conservar todo el contenido de los ficheros originales.

Al igual que el resto de los formatos sin compresión, el resultado final de todo el contenido en formato FLAC, estará ligado a la complejidad y estilo de las grabaciones de audio.

A destacar del formato FLAC es la capacidad que tiene de reducir el tamaño del archivo, sin desmejorar la calidad del original. Además de eliminar datos, que son considerados como residuos.

Una desventaja de estos formatos, es lo limitado en su reproducción. Ya que, los dispositivos para su reproducción son muy limitados y requieren el uso de códecs para ello.

Formatos de audio comprimidos

En esta categoría se encuentran dos subdivisiones, que son los formatos comprimidos sin pérdidas y con pérdidas.

En vista de, que todos los formatos sin comprimir cifran toda la grabación, incluyendo el sonido y el silencio de la misma, todos se contabilizan como parte del tamaño del archivo.

Los formatos de tipo Lossless o sin pérdida, se comprime el archivo de tal manera que los silencios generados en una grabación no sean estimado en el peso del archivo.

Mientras que los formatos comprimidos con pérdida, eliminan trozos del audio que son imperceptibles para el oído humano. Con esta acción se consigue conservar los más significativo de la grabación y da como resultado, la disminución del tamaño del archivo.

Formatos de audio comprimido sin pérdida

Dentro de este grupo se encuentran los siguientes formatos:

  1. Shorten

La manera de reconocer que nos encontramos frente a un formato de este tipo, es observando la extensión .SHN en el archivo que lo contiene. Con la compresión de este tipo de archivos, se obtienen audios de calidad de CD. Estos son bastante parecidos a los formatos de tipo ZIP o RAR.

  1. WMA

El formato de tipo WMA, corresponde a la contracción de Windows Media Audio. Es un desarrollo de Windows en la conquista de posicionamiento para los formatos comprimidos. Es bastante similar a los archivos WAV, pero con una calidad muy inferior y su tamaño es menor.

Una desventaja que juega en su contra de manera significativa, es la capacidad que tienen de ser reproducidos en muy poco dispositivos.

Archivo de audio comprimido con pérdida

Dentro de esta clasificación, se pueden mencionar a los siguientes formatos:

  • MP3

De todos los formatos de audio que existen, el MP3 se encuentre en los que más usuarios conocen y por ende empleen con más frecuencia. Es el producto de años de investigaciones de Moving Picture Experts Group o MPEG.

Se puede reconocer fácilmente, por su extensión que es .mp3. La característica principal de este tipo de archivo, es que el método de compresión incide en la secuencia del audio, reduciéndolo a más de 10 veces de su tamaño original.

Por supuesto, que tal reducción en el tamaño del archivo influye significativamente en la calidad del producto final. Pero a pesar de que la pérdida de sonidos, ocurre en aquellos tramos del audio que no puede detectar el oído humano, si se hace una comparación con el audio original, la diferencia es abismal en la calidad.

Si quieren mantener la calidad del audio en estándares medianamente aceptables, la compresión del archivo original no debe ser superior a los 128 kb/s.

  • OGG

Se trata de un tipo de formato que tiene la característica de tener código abierto, por lo que no es necesario el pago por el uso de la patente. Pueden ser reconocidos muy fácilmente ubicando en la parte final del archivo, la extensión .ogg.

En la forma de compresión, es bastante similar al método empleado para comprimir formatos MP3, pero con una ligera superioridad en la calidad. Pero tiene la desventaja, que no se puede reproducir en todos los reproductores multimedia, especialmente en Reproductor 4K,  sin instalar previamente los códecs.

  • AAC

El formato AAC, es la abreviación de Advanced Audio Coding o lo que es igual a Codificación Avanzada de Audio. Tiene una capacidad de compresión bastante superior a la que se emplea en los formatos MP3.

Las pérdidas ocasionadas por este proceso de compresión en el audio, es muy baja y conserva altos estándares de calidad. Este tipo de formato de audio, es el empleado en los reproductores iPod que requieren archivos comprimidos del tipo MPEG-4.

formatos de audio mp3

Formas de comprimir los formatos de audio

Existen distintas maneras de comprimir tus canciones favoritas en MP3, pero acá se mencionan los que se pueden utilizar online y los que pueden ser descargados en los distintos dispositivos electrónicos.

Reductores online

Como su nombre lo indica, son aquellos que están disponibles en la web y que pueden ser utilizados sin necesidad de descargarlos en los dispositivos de reproducción.

  •  MP3smaller

La herramienta de compresión online MP3smaller, se emplea para reducir los bits de un audio en formato MP3. Posee una ventana de visualización muy amigable para la navegación y esta herramienta permite cargar más de 100 MB de datos.

Para usarla no hace falta registrarse previamente, es importante conocer antes de empezar a utilizarla, que no guarda registros de archivos. Los pasos para entrar a este reductor de audio, se mencionan a continuación:

  1. Busca en tu navegador de confianza la página web de MP3smaller, luego hacer clic en el botón de Echar un vistazo.
  2. Seleccionar audio MP3 y hacer clic en Abrir.
  3. Marcar el tamaño del archivo a comprimir.
  4. Pulsa en el botón de Subir archivo, para iniciar la compresión.
  5. Hacer clic en el botón de Descargar archivo, cuando haya terminado el proceso de compresión.

Al final del archivo se puede ver el porcentaje de la reducción y el tamaño definitivo.

Programa compresor para descargar

El programa Audacity lo pueden descargar directamente desde su página web y tenerlo en su ordenador personal, la ventaja de esta forma es que no requiere tener conexión a internet para comprimir los formatos de audio.

Pasos para descargar Audacity:

  1. Desde la página oficial, descargar el programa en el ordenador.
  2. Hacer clic en el botón de Ejecutar. Para luego importar el audio, pulsando Archivo e Importar Audio.
  3. Seleccionar ArchivoExportarExportar como MP3.
  4. Escoger Calidad de Bitrate.
  5. Presionar el botón de Guardar y Aceptar.

(Visited 68 times, 1 visits today)

Deja un comentario