Velocidad de Internet: ¿cuántos megas tengo?

Una de las preguntas más comunes entre los internautas, es “¿cuántos megas tengo?”. Bien sea por simple curiosidad o por la lentitud del servicio, lo cierto es que siempre la interrogante está en nuestras mentes, de tal manera que en este post te la responderemos.

Cuántos megas tengo

¿Por qué siempre es más lento de lo que pagamos?

La rapidez de Internet por lo general es tema de discusión. Esto sucede que casi nunca resulta ser lo que esperamos o, incluso, por lo que pagamos.

Es algo muy distinto al momento de contratar el servicio, la chica de la oficina que vende el servicio y la operadora. Ella nos dijo cosas increíbles y bellas del servicio que estábamos por comprar. Aseguró que íbamos a poder bajar de todo y en unos pocos segundos. Hacía hincapié en la sencillez y en la facilidad, que era cosa de un abrir y cerrar de ojos.

Luego nos marchamos orgullosos de haber adquirido el rey de todos los Tipos de conexión a internet, pero otra fue la realidad cuando llegaron los técnicos de la compañía a hacer la instalación y lo dejaron en funcionamiento.

Entonces los segundos ofrecidos para las descargas ya son horas, al extremo que ver algo de YouTube puede convertirse en algo traumático. Y queremos saber por qué pasa esto. La duda es más que razonable, porque hemos contratado y estamos pagando por un servicio que nos “garantiza” 50 o 100 megas. Así que debemos esperar que esa sea la velocidad a la que podemos viajar en la Web.

Triste realidad

Pero tristemente la realidad es otra, aunque lo peor es que ni la chica de la oficina, ni los técnicos, nos van a aclarar nuestras dudas, pues al parecer su interés es sólo vender el pack, instalarlo y luego cobrar. Y tú que pensabas enviarle flores a la chica.

 

Pero no te preocupes, que no eres el único que se cuestiona con tantas preguntas. Además esto tiene una explicación y la misma se relaciona con la publicidad engañosa que muchas de estas operadoras de Internet despliegan muy a menudo y sin piedad.

A lo último, como suele suceder, el usuario está solo y nadie le ofrece ayuda. Claro que tampoco hay quien le dé una explicación que aclare sus dudas, entonces lo único que puede hacer es encarar a la pesadilla de las filas de espera y a los empleados desganados, que nunca entienden nada de lo que están hablando.

El consejo para que jamás nos sintamos estafados y burlados, es asimilar y digerir las velocidades reales del Internet que nos ofrecen las compañías. Tampoco está demás conocer un poco Cómo funciona el Internet.

De tal manera que de aquí en adelante te explicaremos los motivos por los que una conexión de Internet jamás es tan rápida como nos aseguran en los folletos, publicidades y las chicas hermosas de las oficinas.

¿Mi conexión no es tan rápida como me dijeron cuando la compré?

¡La dicha ha llegado! ¡Megas y más megas para deleitarnos con Netflix, YouTube y las redes sociales! ¡Comparte cuanto quieras! Estas expresiones, como muchas otras en el mismo estilo, son las que por último terminan convenciéndonos de contratar un pack de la ISP. Y lo más seguro es que sea más de megas que de capacidad.

Cuántos megas tengo

Pero nada de esto es cierto, pues la velocidad máxima a la que llega la novel conexión no está al nivel de lo prometido.

Después de haber entendido que nos han timado, cuando procedemos a bajar un fichero que se supone -por los cien megas que contratamos- debería demorar sólo unos instantes, la verdad es que no queda ya mucho por hacer. Bueno, quizás suspirar, acomodarse en la silla y esperar a hasta que el ícono de descarga deje de dar vueltas.

Pero ya sabemos que esto puede demorar varios minutos. Tiempo que muchos de nosotros empleamos para preguntarnos “¿Por qué mi computadora está lenta.

Desafortunadamente no es nuestro computador. Tampoco es el modem, ni el edificio de la calle de enfrente, ni la tormenta. Sólo es que estas compañías operadoras de Internet nos han engañado con algunas palabras bonitas.

La “diferencia”

Lo más probable es que la mayoría de los usuarios desconozcan la existencia de una “diferencia”. Esta es la que se da entre las mediciones de las tasas de transferencia que generan en las ISP y las que realmente disfrutamos. De tal manera que nos vemos obligados a contratar técnicos ignorantes o deshonestos.

Cuántos megas tengo

También solemos enredarnos en largas e inútiles discusiones con los “genios” de las compañías que nos atienden desde los Call Centers de soporte. Son muchas cosas que nos hacen perder mucho tiempo y dinero, hasta que al final, ya cansados por no lograr ninguna respuesta, descubren esta “diferencia”. Pero cuando nunca debieron haber iniciado a buscar respuestas si les hubieran informado de ese “pequeño” detalle.

Megabytes y Megabits: La diferencia es fundamental

La causa por la cual no logramos bajar los archivos a los 5, 10, 50 o 100 Megas/segundo que nos han prometido las operadoras, es que concebimos esta cifra como Megabytes. Mientras que la compañía lo ofrece como Megabits.

No desestimemos el poder de una sola letra. Puede parecer que una simple letra no puede ser la responsable de tan colosal merma en la tasa de transferencia de la conexión, pero es absolutamente posible.

Aquí debemos aclarar qué son megas de Internet. La expresión “Mega”, usada en las promociones de las ISPs, jamás refiere que las tasas de transferencia de la conexión se calculan en Megabits. Algo que se presta para mucha confusión entre los usuarios, que consideran que el “Mega” que deben recibir y por el que pagan buen dinero, es por Megabyte. Ahí la “diferencia” y el origen de nuestros males.

Lo que cambia Bit y Byte

Lo primero que debemos tener presente al momento de intentar comprender por qué nuestra conexión no corre con la fluidez que contratamos, es comprender que Megabyte y Megabit son dos medidas totalmente diferentes. Así que por consiguiente los valores de transferencia serán muy diferentes.

Para arrojar más claridad al asunto, vamos a hacer un breve repaso de informática elemental. Ya sabemos que cada byte está conformado por 8 bits, mientras que un kilobyte consta de 1024 bytes y un megabyte de 1024 kilobytes.

Ahora debemos recordar que desde el nacimiento de la informática, las palabras “bit” y “byte” han sido usadas para cuantificar la transferencia de datos. Siendo que para el caso de “bit” se expresa como  bit/s, b/s o bps, pero invariablemente con la letra “b” minúscula. Esto evita confusiones con “byte”, la cual se apunta como B/s.

No obstante, esto siempre se ha prestado para confusión. Lo peor es que las ISP o proveedores de servicios de Internet por sus siglas en inglés, se aprovechan de esto para hacernos creer algo que no es tal. Mientras que la velocidad de transferencia por lo general se calcula en KB/s, que es lo mismo que kilobytes por segundo, la velocidad de nuestra Internet se calcula en bits.

Una simple división

De tal suerte que si cada byte supone 8 bits, nuestra conexión tiene entonces un valor ocho veces menor que el “Mega” que nos proporciona la operadora.

Entonces si queremos conocer exactamente la velocidad real de nuestra conexión, debemos dividir la velocidad aparente que nos hace llegar la ISP entre 8. Esta operación nos dará una medida aproximada, pues también hay que considerar más factores, como el estado en se encuentran las redes y las interferencias, entre otros varios que inciden en la velocidad real de nuestro Internet.

Para evitarnos el fastidio de hacer cuentas, debajo de estas líneas agregamos una tabla que precisa de manera clara cuál es la velocidad aproximada de descarga de nuestra Internet. Para ello se toma como base la velocidad que ofrece la ISP.

La velocidad real de descarga de un archivo

La velocidad real de descarga de un fichero se logra conocer ejecutando unos simples cálculos. Veamos:

  • Para conocer un rango cercano al del tiempo real de descarga, debemos efectuar la siguiente cuenta: multiplicamos los Megabytes del fichero por 1000. Así que tomando como referencia un fichero de 10 Mb, debería quedar de la siguiente manera: 10 x 1,000 = 10,000
  • Acto seguido dividiremos el resultado obtenido entre la velocidad de descarga real que disponemos. Así que imaginando que nuestro ISP nos otorga 3 Mbps de velocidad de Internet y la velocidad real de descarga es de 384 KB/s, de esta manera: 10000/384= 26 (en números redondos)
  • Entonces, para conocer el tiempo que le llevará al archivo descargarse a nuestro computador, el valor obtenido anteriormente deberá ser dividido entre 60, que son los segundos que componen un minuto: 26/60 = 0.43 minutos.

Vale señalar que este es un parámetro referencial, pues como ya hemos mencionamos en este post, hay que considerar otros valores. Entre estos la condición del cableado y el estado de la red, ya que si presentan alteraciones siempre tendremos un bajo rendimiento.

Cómo saber cuántos megas tengo: Tasas reales de descarga

A grosso modo, la tasa de transmisión de datos es el rango en que el pack de información se transfiere en un periodo de tiempo específico. Para poder conocer cuál es la tasa real de bajada de ficheros, lo que se hace es ejecutar una cuenta muy simple. La misma está compuesta por dos partes:

  • Cuántos datos van a transferirse
  • El tiempo que va a demorar la operación.

Vale apuntar, que los datos pueden estar calculados en Kb, Mb, Gb o Tb. De tal manera que así va a variar el tiempo que demorará el fichero o los datos para ser trasladados. Tiempo que de igual manera puede oscilar entre milésimas de segundos, segundos, minutos y hasta horas.

No obstante, cuando queremos conocer cuál es la tasa estricta de descarga de ficheros con los que cuenta nuestro servicio de Internet, pero sin tener que hacer la cuenta, hay varias maneras. Pero la más fiable y empleada, que ofrecen algunos servicios online, es el llamado Test de velocidad. Aunque también destaca el Vodafone.

Lo cierto es que para que el usuario no tuviera que practicar molestas cuentas ni apelar sitios en la Web, las cosas con las ISPs deberían ser más transparentes. Estas compañías deberían actuar con mucha más honestidad y notificar sobre las tasas reales de las que gozarán las personas, cuando contraten los packs que venden.

Sin embargo, en este punto a nosotros los usuarios nos toca algo de culpa, por no indagar y conocer todo lo que se requiere saber antes de contratar el pack con la ISP.

¿Cuánto es 10 megas de internet?

Como si se tratara de aquella añeja canción “Cinco centavitos de felicidad”, de Julio Jaramillo, muchos usuarios vemos como nuestro humor depende de la cantidad de “felicidad” que las ISP nos entreguen por una suma de dinero que puede variar, según nuestras necesidades.

Resulta que 10 megas de Internet puedan perecer una “cantidad” de velocidad muy estimable, sobre todo para muchas de las tareas rutinarias que acometemos al emplear Internet, estas la lectura de emails, navegar y bajar ficheros.

Pero la verdad es que para las exigencias de estos tiempos de “streaming” y visualizaciones de videos, esa suma apenas nos alcanza, vivimos una vida de internauta muy limitada. Esto es porque muchos servicios, como YouTube o Netflix, debido a alta definición, enseguida topan esos volúmenes de transferencia y quedamos con una extraña sensación de infelicidad.

Tal es el caso, que si estamos disfrutando una filmes en Netflix o cualquier otra cosa de streaming, estamos bajando un archivo pesado. Pero si a la par compartimos la misma conexión con otros computadores y aparatos que hayan en la casa, seguro que la película no se visualizará con la nitidez con la que es emitida. Es decir, para una familia entera, 10 megas de Internet pueden resultar insuficientes.

¿Cuánto es 25 megas de Internet?

Cuando disponemos de 25 megas de uso, las cosas mejoran bastante. Esto es porque con este pack estaremos en capacidad de efectuar descargas múltiples, a la vez. Pero además podremos disfrutar de películas en las principales plataformas de esa modalidad y oír las mejores melodías en Spotify.

Esos mismos 25 megas también alcanzan para navegar por Internet, bajar torrents y algunas otras cosas. Pero lo más importante es que ninguna de las actividades que estamos ejecutando a la vez, pierda su adecuada velocidad de descarga.

¿Cuánto es 50 megas de internet?

En cambio, cuando tenemos instalado un pack de 50 megas, ya podemos disfrutar realmente del mundo de Internet. Esto es porque esta velocidad de conexión nos va a facilitar un sin número de tareas de bajada de datos de manera simultánea. Esto tanto como poder ver una película en 4K en todas las TV y equipos que desees. ¿Te lo imaginas?

Precisamente con esta cantidad megas, podremos hacer todo esto y hasta más. Esto se puede considerar velocidad de Internet de sobra para hacer otras cosas, como:

  • Videoconferencias mediante Skype
  • Chatear a través de la popular WhatsApp
  • Navegar y bajar a toda velocidad sin problemas.

¿Cuánto es 100 megas de internet?

Pero el sueño de todo internauta son los 100 megas, Esto es una cifra muy impresionante que nos permitirá efectuar todo lo que hacemos con los demás packs, aunque multiplicado por todos los computadores y otros equipos que tengamos en casa.

Con este súper pack podemos darnos el lujo de hasta obsequiar parte de él a nuestro vecinos, ya que todavía poder disfrutar de Internet en toda su magnitud.

Claro que si siempre conviene decidirnos por el pack que nos permita el bolsillo. Sobre todo si tenemos muchos aparatos o compartimos conexión con otros computadores.

No obstante, si tenemos pensado usar todo el potencial que nos ofrece una conexión de 100 megas, lo mejor será analizar si nuestros requerimientos justifican el desembolso adicional que representa un pack Internet de esta proporción.

Como ver en Windows la velocidad de mi conexión

Si eres de los que se pregunta “¿cómo ver los megas de mi Internet?”, pues es algo fácil de conocer. Para eso debemos hacer lo siguiente:

  • Abre el Administrador de tareas de Windows. Se puede hacer de dos formas: A) Con un clic derecho con el ratón en la barra de tareas y en el menú selecciona “Administrador de tareas”. B) Presionando al mismo tiempo las teclas Control, Shift y Escape.
  • Acto seguido, en la ventana de la aplicación abre la pestaña RENDIMIENTO.
  • Ahora, en la barra lateral izquierda seleccionamos el tipo de red que estamos empleando: Wi-Fi o Ethernet (cable).
  • El gráfico a la derecha mostrará en un intervalo de 60 segundos el estado de la red en tiempo real. Pero lo más importante son la Velocidad de Envío y la Recepción. Este último parámetro nos da a conocer la velocidad máxima de nuestra conexión, en Megabits por segundos (Mbps).

De esta manera esperamos haber respondido tu pregunta de ¿cómo saber los megas de mi Internet?, y hayas aclarado tus dudas sobre este tema.

(Visited 504 times, 1 visits today)

Deja un comentario